logos

logos

sábado, 20 de diciembre de 2014

¿QUIÉN ES MASÓN?

ALFREDO MELGAR/Revista “La Acacia”

Dice Qohelet: «¿Qué es todo el penar y el afanarse del hombre bajo el sol? Nada, todo es una nada vacía y un hambre de viento».

Según Don Juan, el anciano brujo yoqui yucateco, «Todos los caminos son iguales: no van a ninguna parte; pero algunos tienen corazón y otros no. Cuando pienses emprender un camino, pregúntate: ¿Ese camino, tiene corazón?; si tu respuesta es sí, síguelo porque en él obtendrás fuerza. Pero si la respuesta es no, nunca lo emprendas porque te debilitará».

La vida, más allá de ilusiones cobijadas en alegorías o sueños inmortales, es un tránsito fugaz cuyo único sentido parece darlo el cómo, y no el hacia donde, ni el porqué. El fin de la vida se construye, se justifica y se resuelve en el camino. El fin son los medios, y sólo los medios dan sentido, carácter y calidad a la existencia.

La Masonería no pretende la rectitud y el perfeccionamiento ético y moral del individuo por motivos religiosos trascendentes, pues la Orden de los Constructores nunca fue una iglesia, aunque su tarea principal fuera precisamente la construcción de los templos dedicados al culto religioso.

Los Masones, herederos del Arte Real o Gran Alquimia Simbólica, adquieren conocimiento mediante herramientas razonables, y no mediante la fe o la devoción. Sus raíces se nutren en el arcano clásico, el tiempo donde el arte y la ciencia no estaban escindidos.

Las virtudes necesarias para formar parte de la Fraternidad de los Libres Constructores se describen en sus Antiguos Usos y Costumbres, y son los valores necesarios a un oficio donde lo colectivo no es la simple suma de individualidades sino su compleja articulación. En la época medieval operativa, la insolidaridad irresponsable de un obrero podía poner en peligro al conjunto de la logia, pues de la culminación exitosa de la tarea constructiva vivían obreros y familias. Un derrumbe era devastador. La noticia corría como la pólvora y no había más contratos.

En la época operativa, la iniciación ritual concluía con un doble juramento: el del obrero para con las leyes y reglamentos del gremio y de la logia; y el de todos los obreros de la logia para con su nuevo miembro, al que se comprometían solidariamente a ayudar y defender.

Pero esa iniciación ritual daba al recipiendario carácter de masón en cuanto miembro administrativo de la logia, no en cuanto obrero constructivo, pues era precisamente a partir de la iniciación cuando empezaba su aprendizaje del oficio. El masón recién juramentado era ya miembro de pleno derecho de la logia, pero como obrero era sólo un masón virtual, un proyecto de masón.

La cuestión es importante, pues define quién es masón en función del cuándo y del cómo se adquiere la condición.

Se afirma a menudo que el masón iniciado ya es masón para toda la vida, pero el asunto no parece tan claro. ¿Es masón el recién juramentado que desconoce el oficio? ¿Es masón el que conoce el oficio sin estar juramentado? Si el masón «de jure» es sólo un masón potencial inhábil para el oficio, la condición de masón integral, la única verdaderamente útil al fin constructivo, sólo se adquiere mediante la conjunción entre juramento y oficio. El francmasón se construye a sí mismo mediante el aprendizaje y la práctica del oficio después de la iniciación y no por ninguna especie de ciencia infusa durante la iniciación.

Pero si es la conjunción de la intención subjetiva -el juramento- con lo objetivo -el oficio- lo que da la condición de masón, entonces la falta de cualquiera de los dos elementos menoscaba esa condición. Quien no tiene el oficio no es del oficio aunque tenga «diploma» de tal.

Por eso la vida del francmasón es ardua y difícil; porque debe demostrar su condición, día a día, con el talante y los hechos. La Tradición Masónica lo confirma con claridad meridiana: a la pregunta ritual: «¿Sois masón?», la respuesta ritual: «Como tal me reconocen mis hermanos» no deja la menor duda: no es la calidad subjetiva, sino la demostración objetiva, la que define al masón. No soy masón porque creo serlo sino porque los demás me ven como tal.

Por eso es incierto -y muy dañino a la Orden de los Francmasones- atribuir un cierto sentido sacramental a la condición de «iniciado». El saber se aprende, no se adquiere por gracia ni inspiración. La Masonería no tiene sacerdotes, tiene maestros.

La Orden Masónica nunca fue-ni será, si permanece fiel a sus principios y postulados- una fraternidad romántica para cobijo de almas bondadosas. La Masonería nació para ejecutar en dura piedra la obra del Templo, y hoy prosigue su tarea por los aú.n más difíciles senderos del saber y la construcción del alma humana y su porvenir.

En el proceso alquímico, la luz nace de las tinieblas y la vida se nutre de muerte.

Dice Qohelet, «Lo que es, ya ha sido, y lo que ha sido, volverá. Nada es nuevo bajo el sol».


martes, 16 de diciembre de 2014

SER MASÓN EN NUESTROS DÍAS

¿Qué mueve a un hombre, suponemos que libre y de buenas costumbres, a dar el paso de unirse a la Masonería?

He ahí la clave de lo que luego será la percepción que la sociedad tenga de la Masonería… Pero vayamos por orden. Para ello es necesario comenzar por definir a la Masonería ¡Que no es una ONG! ¡Ni la correa de transmisión de ideas políticas, sean cuales estas fueren¡ ¡Ni una asociación de ayudas mutuas! ¡Ni un sustitutivo de la religión! ¡Y, en ningún caso, un lobby! ¡La Masonería, QQ.’. HH.’., es una Orden Iniciática, Esotérica, Elitista y Caballeresca! Como Orden Iniciática reúne una serie de características, tanto por lo que se refiere a su organización, como por lo que respecta a la admisión de nuevos masones, al acceso de estos a la formación y a la graduación y sistema de comunicación por el que los masones llegan a adquirir, única y exclusivamente a través de su trabajo personal, los conocimientos que la Masonería pone a disposición de los que dan realmente el paso que separa al profano del auténtico iniciado. Como Orden Esotérica la Masonería ha conservado y pone a disposición de los masones que realmente lo son, los fundamentos de la Tradición Primordial que nos llega desde los antiguos Misterios.

Seguir leyendo ............

lunes, 15 de diciembre de 2014

Consagración del Tabernáculo Sant Antoni Abat nº 263

Tal como anunciábamos hace unos días, el sábado día 13 de diciembre tuvo lugar en Menorca la ceremonia de consagración del nuevo Tabernáculo de los Caballeros Sacerdotes Templarios del Sagrado Arco Real SANT ANTONI ABAT 263 por parte de doce Grandes Oficiales del Grand College of  The Holy Royal Arch Knight Templar Priests and Order of Holy Wisdom de York, encabezados por su máximo responsable el Grand High Priest M Ill Kt Pt Christopher Gavin Maiden.

Una vez concluida la consagración, se procedió al nombramiento de los Oficiales del Tabernáculo y, a propuesta del recién investido High Priest J.L.M., se acordó nombrar Miembros de Honor a todos los Grandes Oficiales que se habían desplazado desde Inglaterra para el evento.

Con este logro, los masones regulares de Menorca dan un nuevo impulso en su objetivo de disponer en la isla de la máxima representación de Cuerpos Colaterales y Altos Grados que permita a sus miembros seguir su formación masónica más allá de los grados simbólicos.  

La historia de la Orden de los Sacerdotes Caballeros Templarios es de fecha de los años 1700 tardios, ya que existe documentación en Irlanda bajo el Temprano Gran Campamento Irlandes de Caballeros Templarios y varias Logias Masónicas que se han reunido para conceder este grado. Desde 1812 hubo un Concilio de Caballeros Gran Cruz del Sagrado Templo de Jerusalén en Newcastle – upon – Tyne que incluyó Sacerdotes Caballeros Templarios dentro de sus grados. En 1895 se formó el Tabernáculo Real de Kent de Sacerdotes Caballeros Templarios en Newcastle, admitiendo nueve miembros de la Preceptoria Real de Kent de Caballeros Templarios. El cuerpo, consciente que todavía no había un cuerpo gobernante, se unió al Gran Concilio de los Grados Aliados Masónicos, (formado en Londres en 1880) quien dió la bienvenida a todos los grados masonicos no adscritos.

El símbolo de la Orden es un triangulo equilátero en el cual están inscritas ciertas letras importantes alusivas a los secretos de la Orden. La cabeza o el Maestro del Tabernáculo se llama High Priest (Sumo Sacerdote); bajo él hay siete Sacerdotes Caballeros representando las siete columnas y un conductor, equivalente a un diácono en el simbolismo y otros oficiales reconocibles.

La regalía está compuesta de la túnica blanca de un Caballero Templario con la cruz roja y un abrigo blanco. Los Sacerdotes Caballeros llevan una mitra con una cruz en el frente y los Sumos Sacerdotes llevan una mitra más alta con una cruz patriarcal

El rango de Gran Colegio generalmente se confiere dos años después de presidir el Tabernáculo. Los Grandes rangos se llaman columnas y se gradúan del uno (I) al siete (VII). No hay rangos intermedios de Provincia o de Distrito.

Desde 1895 la orden prosperó y en 1924 se formó el cuerpo gobernante actual, el Gran Colegio, en Newcastle-upon.Tyne. Después se cambió a York, donde sigue hasta hoy. La orden abarca todo el mundo con Tabernáculos en paises como Australia, Nueva Zelanda, Hong Kong, Africa del Sur, Canada, Singapur y Malasia y el Caribe. La Orden se reparte en Distritos, cada uno bajo el control de un Gran Superintendente.

martes, 9 de diciembre de 2014

LOS SÍMBOLOS MASÓNICOS EN MADRID

http://www.abc.es/madrid/tops/20141208/abci-huellas-masonicas-madrid-201412011324_1.html

Entrevista al M.R.G.M. de España Oscar de Alfonso

Quizá, por la atracción que despierta el sospechar que los masones guardan secretos impenetrables, lo que a menudo se ha relacionado con el ocultismo. Y aunque muchos piensen que el mundo de los templarios o de los Caballeros de la Orden sólo existen ya en las películas, andan bastante equivocados. En España 3.500 personas pertenecen a una logia – local donde se reúnen los francmasones o masones-, de los cuales un distinguido grupo son caballeros templarios de El Gran Priorato de España.

A éste último pertenece Óscar de Alfonso Ortega. Este valenciano, de 43 años, nacido en Quart de Poblet, y abogado de profesión, ingresó en la orden masónica en el año 1998. El pasado mes de marzo fue elegido como Gran Maestro de la Gran Logia de España, la más importante en territorio español. Además, es miembro de nueve cuerpos masónicos – Maestros Masones de Marca, Arco Real, orden de Santo Tomás de Acón, orden Real de Escocia. Está casado y tiene dos hijas – de nueve y cinco años. Su mujer no es masona. “Ella piensa que todo esto es una pérdida de tiempo”, comenta.

- ¿A qué tiempos se remonta la masonería?

- Durante la época medieval los arquitectos y constructores se constituyeron en gremios con el objetivo de transmitirse entre ellos los conocimientos sobre construcción. Ya, entonces, el valor del secreto dentro de estas organizaciones era muy importante para evitar perder ese monopolio.

- De ahí los símbolos como el compás y la escuadra.

- Efectivamente. Sin embargo, en 1723 la masonería deja de ser operativa y pasa a ser especulativa, es decir, admite a personas que nada tienen que ver con el sector de la construcción.

- ¿De dónde eran los masones?

- De Europa central, de países como Francia, Inglaterra y Alemania.

- ¿Cuándo llegó la masonería a España?

- Llegó por influencia francesa en la Edad Media.

- ¿Y qué ocurrió con los masones durante la Revolución Francesa?

- Los revolucionarios franceses asumieron los principios masónicos de igualdad, fraternidad y libertad. Pero también había masones monárquicos.

- ¿Contradictorio?

- No, puesto que la masonería no se inmiscuye en los ideales ni ideas políticas de sus miembros. Acepta y respeta a cada hermano independientemente de su ideología.

- ¿Qué es la francmasonería?

- Una escuela de formación humana, que intenta mejorar a los individuos para hacerlos mejores personas y que influyan positivamente en la sociedad. Sin embargo, no ejercemos un despotismo ilustrado puesto que trabajamos sólo con el individuo.

- Simbólicamente, el ser humano es como una piedra bruta que se va puliendo a través de nuestros instrumentos, que son fundamentalmente: la igualdad, la fraternidad, el aplomo, la racionalidad y el amor por el prójimo.

- ¿Nacemos siendo una piedra bruta o es la sociedad quien nos embrutece?

- No es la sociedad, sino el pecado original.

- ¿De qué se prohíbe hablar en una tenida – sesión masónica-?

- Política, ideología, religión, ni nada que tenga cierta trascendencia social. Buscamos la armonía de los hermanos dentro de la logia para construir al individuo, por eso sólo hablamos de formación masónica.

- Un ejemplo.

- La tradición iniciática, una forma de espiritualidad milenaria. Consiste en un ritual por el cual el individuo muere como profano y nace como iniciado.

- Por eso se considera que somos una orden iniciática. Se podría comparar con el bautismo: la condición de pecador del niño muere y renace en el mundo cristiano.

- A veces la gente confunde la masonería con una religión o una secta.

- Lo dicen por desconocimiento. A pesar de que en la masonería regular tenemos que creer en un ser supremo, nos separa un abismo de la religión: no tenemos un cuerpo dogmático, no prometemos la salvación, aceptamos y respetamos la religión de cada uno, no ofrecemos ningún tipo de sacramento, como el matrimonio o la extremaunción.

¿Y en cuanto a las sectas?

- La principal diferencia es que tenemos prohibido hacer proselitismo, lo que no nos impide darnos a conocer. Además, es muy difícil entrar y, en cambio, es muy fácil salir. Sólo hace falta una carta escrita o comunicarlo durante una tenida. Ahora bien, quien deja de ser masón tiene dos obligaciones.

- ¿Cuáles?

- Jamás revelar nuestras prácticas y ritos, ni revelar la identidad de alguno de nuestros miembros. Cada masón es libre de hacer pública su pertenencia a la orden.

- ¿Qué ocurriría si alguien desvelase el secreto?

- Evidentemente, no se le impondría ningún castigo físico ni de otro tipo. Simplemente, le mostraríamos nuestro repudio como persona e individuo.

- ¿Qué diferencia hay entre la masonería regular y la irregular?

- En la masonería regular los miembros tienen que ser creyentes en Dios, a quien llamamos Gran Arquitecto del Universo, nombre que engloba a todas las religiones monoteístas. En este sentido, se utiliza la Ley Sagrada – ya sa la Biblia, la Torá, o el Corán. Además, no se admite a mujeres dentro de nuestra institución. En cambio, en la masonería regular, como es el caso de la Gran Logia Simbólica Española, se admiten mujeres y ateos.

- El no admitir mujeres ha generado críticas hacia su logia.

- La Gran Logia de España no impide que haya mujeres masonas. No es una cuestión de sexo, sino el respeto a uno de los principios de la regularidad que marcan las antiguas tradiciones impuestas por la historia.

- Pero el hombre evoluciona…

- Quien no está de acuerdo en aceptar estos principios, tiene las puertas abiertas para irse a otras obediencias donde pueda ejercer la masonería.

- ¿Y qué hace cuando una fémina pica a la puerta de su logia?

- Se le facilita el contacto con otras logias que sí que admiten mujeres.

- ¿Los masones guardan alguna relación con los templarios?

- La masonería fundamental, que es la simbólica, tiene tres grados: aprendiz, compañero y maestro. A partir de este último grado existen cuerpos masónicos cuyos objetivos se basan en ampliar la formación masónica. Hay una docena en España con los que mantenemos una relación fraternal y de amistad. Uno de ellos es el Gran Priorato de España que recoge la tradición templaria de todo el mundo.

- Para ser templario dentro del Gran Priorato de España tienes que ser maestro masón de la Gran Logia de España. De hecho soy caballero templario.

- ¿Qué piensa usted de la avalancha de libros que se han escrito últimamente sobre el mundo masónico?

- Que hay determinados autores que hacen negocio con la masonería porque está de moda. No me quejo, pero se trata, en muchos casos, de obras basadas en la imaginación. Me maravilla la cantidad de dinero que ganan editoriales y autores a nuestra costa, nos podrían dar cierta comisión (tono jocoso e irónico).

- Una situación curiosa en la que se haya encontrado por ser masón.

- Un chico vio en mi corbata la escuadra y el compás. Me preguntó: “¿Eres constructor?” Le dije que no y le expliqué que era masón, a lo que contestó: “¿Ay, es que los masones existen?” – “Sí”, le respondí- “¿Vosotros tenéis algo que ver con matar monarcas?”,-soltó. “Creo que te confundes”-dije. Y el concluyó: “No, es que he leído que estáis involucrados en atentados terroristas”. Sorprendente.

- También se ha relacionado a menudo la masonería con el ocultismo y los secretos. ¿Qué opina de esta percepción?

- Hay librerías donde los libros sobre masones se encuentran en la estantería de ciencias ocultas. Para luchar contra esta percepción intentamos darnos a conocer. Pero como no podemos desvelar detalles de nuestros ritos iniciáticos, la gente considera que hacemos cosas malas. Lo cierto es que respetamos la ley y la moralidad del país. Pedimos un voto de confianza a la sociedad.

- Los masones fueron muy perseguidos durante el Franquismo.

- La dictadura Franquista nos eliminó de raíz. Nos está costando mucho recuperarnos. Los datos históricos dicen que murieron alrededor de 1.000 masones al inicio de la Guerra Civil.

- ¿Existen los tratos de favor entre masones?

- Absolutamente, no. No somos un lobby ni deseamos serlo. Las personas que se acercan a la masonería pensando que van a subir de nivel social, político o económico están muy equivocadas. No es ningún club de influencias.

- Sin embargo, a los hermanos que están en situación de desempleo o tienen problemas económicos, intentamos ayudarlos, ya sea ofreciéndoles trabajo o recomendándoles. Pero siempre con las mismas condiciones que el resto.

- Esto podría ser un reclamo para los que no tienen trabajo.

- Nosotros no somos una agencia de empleo, pero vamos a aplicar nuestras ayudas internas para no dejar en la estacada a los hermanos que tienen problemas económicos.

- ¿Tienen muchas solicitudes de ingreso a la logia últimamente?

- Con la crisis lo que hemos notado es que un número significativo de Hermanos ha tenido que abandonar la logia porque tenían verdaderos problemas para llegar a final de mes. De término medio a un Hermano le pueda costar entre 250 y 300 euros al año pertenecer a la logia.

- Lo que buscamos son personas buenas de corazón y nos gustaría que la sociedad se sintiera orgullosa de nosotros. La propia Gran Logia de España tiene un fondo de caridad para la gente profana – no masona-, y más de la mitad de logias colabora con comedores sociales, escuelas, orfanatos…

- Se sienten comprometidos con la sociedad

- Efectivamente.

- ¿Se considera una persona esotérica?

- Hay algunos hermanos que buscan un elemento esotérico, otros lo hacen por fraternidad, por compartir experiencias y conocimientos. A mí me atrajo la idea de pertenecer a una orden iniciática, de sentirme acompañado por auténticos hermanos, a pesar de no tener la misma sangre; la sensación de estar a gusto en una familia a la que has elegido pertenecer.

lavanguardia.es

domingo, 7 de diciembre de 2014

Tabernáculo SANT ANTONI ABAT nº 263

El sábado 13 de Diciembre del 2014 tendrá lugar en Menorca la consagración del Tabernáculo SANT ANTONI ABAT Nº 263 de los CABALLEROS SACERDOTES TEMPLARIOS DEL SAGRADO ARCO REAL por Oficiales del Gran College de York.

Gracias al esfuerzo de algunos masones locales en posesión de este alto grado, junto a la inestimable colaboración y asistencia de otros hermanos de fuera de la isla, tendremos en honor de ser la sede del primer Tabernáculo de esta Orden en Baleares y el 6º en toda España .

La Orden de los Caballeros Sacerdotes Templarios del Sagrado Arco Real, también llamada Orden de la Sagrada Sabiduría, es una orden eminentemente cristiana, reservada a masones que hayan pasado por la Veneratura de una logia simbólica, que sean miembros de un Capítulo del Arco Real y de una Preceptoría de Caballeros Templarios. De hecho, se puede decir que es la culminación del grado templario y uno de los más altos que se puede obtener a través del rito de York o de Emulación.  




lunes, 24 de noviembre de 2014

CARTA ABIERTA A LA SOCIEDAD ESPAÑOLA

La Gran Logia de España, ante los profundos problemas que actualmente nos aquejan como sociedad, desea dirigirse por vez primera en su historia y de forma excepcional a todos los ciudadanos.

Debemos reconocer, con humildad, que la Gran Logia de España ni tiene la capacidad ni le corresponde dar respuesta como institución a los problemas del país. La Masonería tiene como único objetivo el perfeccionamiento moral de sus integrantes. Las tradiciones ancestrales de las que somos custodios llevan a la persona que pasa por ellas a perseguir la pureza de su propia conducta. Nuestra aportación serena y profunda está donde siempre ha estado: en cada miembro de nuestra Orden que pisa la calle, pues reside en él y sólo en él la esperanza de una correcta interpretación de su compromiso masónico.

Si difundimos, como institución, por vez primera una carta abierta lo hacemos para compartir nuestra profunda preocupación ante dos cuestiones que afectan a la Sociedad Española y, en consecuencia, a todos los miembros de la Gran Logia de España.
 
LA FALTA DE HONESTIDAD: 

Creemos que la ausencia de valores está en la raíz de la situación que padecemos hoy día. No podemos buscar soluciones a la crisis únicamente en un ámbito técnico, desatendiendo el debate moral y ético que recupere los valores que nunca debieron perderse.

La Sociedad Española no puede permanecer por más tiempo callada frente a la actual crisis de valores individuales y colectivos. España necesita un compromiso en su vida pública, una reflexión real y profunda en torno a la honestidad, operadores económicos y políticos honrados, personas rectas que sientan entre sus valores primordiales la necesidad de perseguir un bien común imprescindible para la convivencia democrática y el normal funcionamiento de nuestras instituciones.

La Masonería Española invita especialmente a todos los españoles a responder desde la intransigencia a cualquier forma de corrupción, pues la tolerancia, esencia de la Masonería, no puede nunca ser practicada ante acciones que no sólo empobrecen las arcas públicas de todos, sino que generan un inmenso mar de desconfianza y recelo en la ciudadanía contra aquellas instituciones que son garantes de nuestra armonía social.

EL SUFRIMIENTO DE LAS PERSONAS:

Nada de lo que concierne al ser humano es ajeno a la Masonería. Como institución decimos que es imposible ignorar el sufrimiento por más tiempo. El apoyo a los más débiles debe prevalecer ahora más que nunca en nuestro país. Es necesario volver a redescubrir la naturaleza del bien común frente a los desfavorecidos, obrar de acuerdo con los dictados de la conciencia, poner en práctica en cada acto cotidiano un ideal colectivo de Paz, Amor y Fraternidad. Por ello invitamos a todas las personas a actuar en su entorno más inmediato a favor de los más necesitados, porque lo contrario, sobrellevar el día a día sin sentirse vinculado con las víctimas que está generando la actual situación, destruye nuestra propia humanidad.

Está en la mano de todos nosotros responder juntos, desde la solidaridad de una comunidad unida, a la crisis financiera, económica, social, institucional, pero,sobre todo, ética y moral, que vivimos.

Desde nuestras logias, donde juramos el cumplimiento de la Ley y el sometimiento a las Autoridades constituidas, invitamos especialmente a esta tarea de todos a aquellos que hoy tienen responsabilidades públicas. Ellos tienen la responsabilidad de preservar décadas de nuestros mejores logros colectivos.

Por todo lo anterior, la Gran Logia de España realiza un
 
LLAMAMIENTO

a todas aquellas personas que buscan su propia perfección moral sobre la base de la integridad, la solidaridad y la superación personal, y que están dispuestas a combatir la ignorancia y el fanatismo, a reformar todo lo que hoy degrada a las personas en nuestra sociedad para avanzar juntos hacia el ideal de convivencia pacífica y fraterna que está en la esencia de la Masonería Universal y de la mejor historia colectiva reciente de España.

                                                               GRAN LOGIA DE ESPAÑA

viernes, 21 de noviembre de 2014

Ceremonia de entrega de Carta Patente y consagración del Templo del Soberano Capítulo Rosacruz “Ibiza nº 318”

El sábado 15 de  noviembre de 2014, en San Antonio (Ibiza),  en una emotiva ceremonia presidida por el M.·.I.·.P.·.H.·. Jesús Soriano, 33º Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo del Grado 33 y último del R.·.E.·.A.·.A.·. para España, tuvo lugar la entrega de Carta Patente y consagración posterior del Templo del Soberano Capítulo Rosacruz “Ibiza nº 318”, que trabajará en los Valles de Ibiza y Formentera. Un nuevo cuerpo del filosofismo del R.·.E.·.A.·.A.·. que se une a la S.·.L.·.C.·.P.· “ Fraternidad Pitiusa  nº 410”.



En este C.: Rosacruz, además de los HH.·. de Ibiza y Formentera, trabajarán los HH.: de Menorca, hasta que un futuro próximo, puedan disponer de su Capítulo propio.
Previamente a estas ceremonias, el Soberano Gran Comendador confirió el grado 18, Caballero Rosacruz, a nueve  HH.·. de Baleares.

Finalizadas estas ceremonias, que transcurrieron con gran solemnidad ritualística y una bella armonía, los HH.·. compartieron un ágape fraternal donde brilló la alegría y la confraternidad.






http://www.scg33esp.org/actualidad/noticias/Entrega%20de%20Carta%20Patente%20a%20Ibiza%20318.htm


jueves, 13 de noviembre de 2014

Conferencias abiertas del Instituto Masónico de España.


El Instituto Masónico de España ha programado un ciclo de doce conferencias en la Biblioteca Pública Arús de Barcelona. Los actos del Instituto, en los que participarán personalidades y profesionales de reconocido prestigio en diferentes ámbitos, se prolongarán hasta junio de 2015.

Las conferencias, a cuyos detalles se puede acceder a través de la Agenda Masónica que publica El Oriente en cada número, abordarán cuestiones tan diversas como el misterio de las marcas medievales de cantero, la búsqueda de la verdad en Masonería, la participación del Franquismo en el Holocausto, la independencia judicial en España, los centros de estudio de habla Catalana, la tradición iconográfica masónica, el respeto ciudadano en las carreteras, la Medicina del trabajo, la igualdad de género, la Cábala, el alma y la cultura rusa o la educación no formal.

El Instituto Masónico de España, entidad vinculada a la Gran Logia de España, constituye un espacio participativo abierto a la sociedad con el objetivo de divulgar los principios masónicos de fraternidad, tolerancia y conocimiento necesarios para ser individuos libres.

Fuente: El Oriente.

¿Qué Espera la Masonería de sus Miembros?

La masonería no debe ser pensada jamás en términos de privilegios potenciales sino en el sentido de las responsabilidades que ella impone a sus miembros.

Las obligaciones que cada masón tiene para con la orden, no se contraponen con aquellas que se han asumido por razón de pertenecer a la sociedad humana, por el contrario, el solo hecho de pertenecer a la masonería hace que estas obligaciones se tornen imperativas, se refuercen, se recalquen y se reiteren. Por esta razón el masón es un hombre y un ciudadano que se caracteriza por su inquebrantable fidelidad a su hogar y a su patria.

Los masones están comprometidos, por juramento de fidelidad, a demostrar siempre un sentido patriótico inquebrantable, dado que esto es fundamental y un deber imperativo para todo miembro de la Orden. Jamás un masón apoyará o fomentará la deslealtad o la rebelión contra el gobierno legítimamente constituido, que represente las instituciones democráticas.

Siempre el masón debe rehusar, sin dilación alguna ni la menor especulación, cualquier acción arbitraria de todo aquel que intente limitar en sus creencias o en su destino a cualquier individuo o pueblo, del mismo modo como siempre será un decidido defensor, tanto con su pensamiento como con su acción, de la viuda, del huérfano, del débil y del oprimido. Es en el ejercicio del sentido filantrópico sincero y honesto donde la masonería fundamenta la calidad espiritual y moral de sus hombres.

Los miembros de la institución se caracterizarán, en todo momento, por ejercer en sí mismo la práctica de todas las virtudes, siendo siempre hombres humildes, tolerantes, caritativos y honrados, por que ello es la base de la pureza e integridad de carácter.

Como miembros no debe jamás prestarse a intereses egoístas, espurios o corruptos de cualquier especie. Por ello, si abrigara cualquier inquietud o propósito de esta naturaleza en su mente, no debe solicitar su ingreso al seno de esta noble institución.

La masonería no está afiliada a ningún partido político ni interviene institucionalmente en la política de las sociedades en la cual se desarrolla, pero admite que sus hombres luchen con ahínco, y así lo promueve, en la búsqueda de aquellos elevados ideales de Libertad, Igualdad y Fraternidad, como de cualquier ideal que tienda a elevar la dignidad del hombre y su mejoramiento como individuo y Ser Humano.

Fuente: masones en lengua española.
http://www.diariomasonico.com/opinion/masoneria-miembros.

CONGRESO DE MASONERÍA EN BILBAO

SUPREMO CONSEJO DEL GRADO 33 Y ULTIMO DEL RITO ESCOCES ANTIGUO Y ACEPTADO PARA ESPAÑA


60 Masones de todo el mundo se han dado cita eeste año en Bilbao. Es la categoría más alta de la Masonería. Estos días analizan y debaten temas de actualidad...quereis saber algo más de los masones de hoy en día??? Begoña Zubieta ha estado con ellos y este es el reportaje emitido en Teleberri

viernes, 7 de noviembre de 2014

LA INICIACION HERMETICA Y RENE GUENON.

FEDERICO GONZALEZ

Este texto fué publicado en la sección Notas del Nº doble 11-12 de SYMBOLOS dedicado a la "Tradición Hermética", 1996.

Supongamos que un lector interesado en esoterismo y conocedor de textos y temas ligados a la cultura occidental, por ejemplo Cristianismo, Dante, la saga del Graal, Masonería, etc., o incluso amante del Hermetismo (Alquimia, Cábala, Pitagorismo, Platonismo, Simbólica, Astrología) e Historia de las religiones en general, hubiese llevado un orden determinado con respecto a la lectura de la obra de Guénon y que éste hubiera sido así: los artículos aparecidos en La Gnose de 1909 a 1912, el estudio que aquí publicamos, El esoterismo de Dante, El Rey del Mundo, La Gran Tríada, Formas tradicionales y ciclos cósmicos, Símbolos fundamentales de la Ciencia Sagrada, Sobre el esoterismo cristiano, y los dos de crítica al mundo moderno en uno u otro momento de su recorrido (La crisis del mundo moderno y El reino de la cantidad y los signos de los tiempos, muchas de cuyas conclusiones son hoy evidentes aunque fueran publicados el primero en 1927 y el segundo en 1945), o incluso que el orden de las lecturas fuese completamente otro: es probable que este supuesto lector considerase a Guénon como un autor hermético, como un hermetista, conocedor en profundidad de otras tradiciones y que además hubiera depurado el medio de "ocultismo" (El teosofismo y El error espírita) y escrito cientos y cientos de páginas dedicadas a los grandes temas de la Tradición Hermética, o a diversos componentes de su acervo, como los símbolos, constituyentes del plano intermediario por antonomasia; en suma, un hermetista, como muchas personas lo consideran hoy de hecho.

Leer más .....

jueves, 6 de noviembre de 2014

HISTORIA DE LA GRAN LOGIA DE ESPAÑA.

Al final de la guerra civil (1.936 – 1.939), como consecuencia de la represión decretada contra la Masonería y los masones por el bando vencedor de la contienda que ensangrentó España durante tresaños, el Grande Oriente Español – la Obediencia histórica y tradicional de la Masonería Española, cuyosorígenes se remontan a 1780, con la fundación del Grande Oriente Nacional de España – se vio obligadoa partir al exilio, encontrando asilo masónico especialmente en México y Francia, países que acogieronfraternalmente a los masones españoles en desgracia. Durante cerca de cuatro décadas la Masonería es erradicada de territorio español y los masones que nopudieron huir fueron encarcelados.
A mediados de los años setenta del pasado siglo, aun durante el período del régimen franquista, se fueron constituyendo algunas Logias en territorio español, si bien no sometidas a ninguna Obediencia Masónica legítimamente establecida y reconocida. Por ejemplo, en 1.974, un reducido número de masones españoles, vueltos discretamente del exilio, se agrupó en una Logia, llamada Perseverança, que años más tarde sería uno de los núcleos de los que nacería la Gran Logia de España.
En 1975 algunos españoles residentes en Gerona fueron iniciados en una Logia de la ciudad deToulouse, Francia, uno de los principales centros de acogida de masones españoles exiliados.
Muerto el dictador, a partir de 1.976 la Gran Logia Nacional Francesa autorizó la admisión de candidatos españoles en la Respetable Logia Simbólica “La Constance Catalana número 186", al Oriente de Perpignan (Francia).
El 14 de mayo de 1.977, la Gran Logia Nacional Francesa consagró, en Barcelona, la primera Logia española, regular y reconocida, desde antes de la guerra civil. La Logia adoptó el título distintivo de Respetable Logia Simbólica de San Juan de Catalunya número 208, trabajando en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado bajo la jurisdicción de la Gran Logia Provincial de Occitania.
En octubre de 1.979, la Respetable Logia Simbólica Perseverança fue regularizada y consagrada, obteniéndose la posibilidad de cumplir con el requisito masónico (según las normas internas de la Gran Logia Nacional Francesa) de la existencia de tres Logias para poder aspirar a la creación de una Logia de Distrito.
El 15 de octubre de 1.978, con la presencia de el Gran Maestro de la Gran Logia Nacional Francesa, Muy Respetable Hermano Auguste Louis Derosiere, se consagró, en Gerona, la segunda Logia españolade pendiente de la Gran Logia Nacional Francesa, esta con el título distintivo de Sant Jordi y el número227, también bajo la jurisdicción de la Gran Logia Provincial de Occitania.
En 1.980 se creó y consagró, en Madrid, la Respetable Logia Simbólica Concordia, con el número 257 y con dependencia, igualmente, de la Gran Logia Provincial de Occitania. El 16 de junio de 1.980 la Gran Logia Nacional Francesa creó la Gran Logia de Distrito de España, que en aquel momento contaba con cuatro Logias y setenta Hermanos. La Gran Logia Provincial de Occitania transfirió sus cuatro Logias españolas a la Gran Logia de Distrito de España.
El 18 de octubre de 1.980, tras la sentencia del Tribunal Supremo número 47.103 de 3 de julio de 1979 que, a instancias del Grande Oriente Español, obliga al gobierno a inscribirle como una Asociación legal en los Registros del Ministerio del Interior, legalizando con tal sentencia la Masonería en España, la Gran Logia de España obtuvo su inscripción en el Registro Nacional de Asociaciones del Ministerio del Interior.
El Gran Priorato de las Galias, del Rito Escocés Rectificado, por vía de su Prefecto en Languedoc, se dirigió el 12 de febrero de 1.981 a la Gran Logia de Distrito de España, solicitando que tuviera a bien establecer el Rito Escocés Rectificado en su territorio y comunicando su intención inmediata de someter la Provincia de Aragón a la Gran Logia de Distrito.
Por las mismas fechas, el efímero Grande Oriente Español Unido, formado a partir de un grupo de masones españoles separados poco antes del Grande Oriente Español, establece las bases para su integración en la Gran Logia de Distrito de España, lo que se realiza con la autorización previa del Gran Maestro de la Gran Logia Nacional Francesa.
El 17 de junio de 1.982, se solicitó al Gran Maestro de la Gran Logia Nacional Francesa la constitución de la Gran Logia de España. El M.•. R.•. H.•. Jean Mons, mediante el Decreto número 656, de 2 de julio de 1.982, creó la Gran Logia de España, de la que fue primer Gran Maestro, hasta su fallecimiento en 1.996, al M.•. R.•. H.•. Luis Salat i Gusils. Por el Decreto número 657, el M.•. R.•. H.•. Jean Mons transfirió las diez Logias españolas a la jurisdicción de la Gran Logia de España. La Gran Logia de España fue consagrada, en Madrid, por el M.•. R.•. H.•. Jean Mons, el seis de noviembre de 1.982, celebrando su primera Gran Tenida anual el 19 de marzo de 1.983.
A partir de su consagración, la Gran Logia de España fue reconocida por las Grandes Logias Regulares del mundo entero, siéndolo por la Gran Logia Unida de Inglaterra el 16 de septiembre de 1.987. En la actualidad la Gran Logia de España está reconocida y mantiene fraternales relaciones con 155 Grandes Logias, la práctica totalidad de las Grandes Logias Regulares, siendo, además, miembro de pleno derecho de la Confederación Masónica Interamericana.
El 31 de marzo de 2.001 se unieron el Grande Oriente Español y la Gran Logia de España, formando una única Obediencia Masónica. Quedaron, así, unidas la historia y las tradiciones de la Masonería Española en la regularidad Masónica de la Gran Logia de España. Historia de la Masonería Española que es asumida, por ser la suya, por la Gran Logia de España. Como única Obediencia Masónica Regular en España, reconocida y en fraternales relaciones con la práctica totalidad de las Grandes Logias Regulares del Mundo, en la actualidad cuenta con 170 Logias distribuidas por todo el territorio nacional. La Sede de la Gran Logia de España está fijada en Barcelona, Gran Vía de las Cortes Catalanas número 617.
Territorialmente la Gran Logia de España se organiza en Grandes Logias Provinciales, de las que administrativamente dependen las Logias que trabajan (se reúnen) en los territorios de sus respectivas demarcaciones.
La Gran Logia de España en el territorio de su jurisdicción, además de con el Supremo Consejo del 33 y Último Grado del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para España, fundado en 1.811, mantiene relaciones fraternales con las siguientes Potencias Masónicas y Cuerpos Colaterales: Supremo Gran Capítulo de los Masones del Arco Real para España; Gran Priorato de las Ordenes Unidas, Religiosas, Militares y Masónicas del Temple, de San Juan de Jerusalén, Palestina, Rodas y Malta; Gran Priorato Rectificado de España; Gran Logia de Maestros Masones de Marca de Inglaterra, Gales y de sus Distritos y Logias de Ultramar; Consejo Gran Maestral del Arca Real de la Gran Logia de Maestros Masones de Marca de Inglaterra, Gales y de sus Distritos y Logias de Ultramar; Gran Conclave de la Orden del Monitor Secreto o Fraternidad de David y Jonatán en las Islas Británicas y sus Territorios de Ultramar; Gran Consejo de los Grados Masónicos Aliados de Inglaterra, Gales y de sus territorios de Ultramar; Gran Capítulo Francés; Gran Consejo de la Orden de Maestros Reales y Selectos de Inglaterra, Gales y sus Distritos y Consejos de Ultramar; La Honorable Sociedad de Masones Libres, Canteros, Mamposteros, Pizarreros, Soladores, Yesaires y Albañiles - Operativos.

http://www.gle.org/sobre-nosotros/historia

sábado, 25 de octubre de 2014

GRAN LOGIA DE DISTRITO DE MAESTROS MASONES DE MARCA DE ESPAÑA


Dudo que nadie ponga en duda la conclusión de que los masones operativos “marcaban” las piedras preparadas por ellos. Del mismo modo, creo que es necesario especificar que existían dos tipos de marcas: una para identificar la posición y orientación del sillar dentro del conjunto, y otro que denotaba la autoría del obrero que entregaba la piedra.

A diferencia de en otros oficios medievales, el cantero era un hombre libre. No estaba atado a ningún señor ni obispo, y su empleo era realmente a destajo. Cada uno tenía su propia marca, que labraba en toda piedra que trabajaba con el fin de asegurar la paga. Pueden encontrarse muchas marcas distintivas en las catedrales y castillos de todo el mundo moderno occidental.

Aunque la Francmasonería ha estado asociada a los canteros, las ceremonias de la Masonería Simbólica hacen escasas referencias al trabajo de la piedra. El Grado de Marca está implícitamente relacionado con el trabajo y la construcción en piedra. Deriva su nombre de la “marca” de los canteros medievales (ilustración de arriba a la derecha).

Hacia el Siglo XIV, la construcción había alcanzado una envergadura que requería que la actividad fuese regulada en sus hábitos y prácticas. El primer cuerpo regulador fue la Compañía de Masones, fundada en Londres poco antes de 1375, y que posteriormente fue conocida como Compañía de Masones de Londres. Le fue concedido escudo de armas en 1472. Este escudo fue posteriormente adoptado por la primera Gran Logia poco después de su fundación en 1717, y todavía forma la mitad del de la actual Gran Logia Unida de Inglaterra.

Los primeros registros de trabajo en una Logia de Marca especulativa son los del Capítulo de Arco Real nº 257 en Portsmouth, el 1 de septiembre de 1769, fecha en que varios Hermanos fueron avanzados a Masones de Marca y Maestros de Marca. Todo parece apuntar a que el Grado de Masón de Marca era conferido a Compañeros, mientras el que Maestro de Marca lo era a Maestros Masones.
El ritual del Grado de Marca es un fuerte nexo entre la Masonería operativa (los canteros) y la Masonería especulativa. Los Libros de Actas de la Masonería operativa escocesa, así como otros documentos que han perdurado, muestran numerosas “marcas”, que habría resultado familiares para los primeros Masones especulativos. Existen registros de que una modalidad del Grado de Marca era practicada en una fecha tan temprana como 1599.

El ritual de Marca emplea el simbolismo de la Clave de un arco de piedra para impartir una lección moral. La Joya del Grado de Marca tiene forma de piedra angular.

El Ritual de la Marca
¿Por qué resulta el Grado de Marca tan importante en la Masonería? En ocasiones se dice que es una extensión del Segundo Grado. Pero esta simple afirmación ignora que la ceremonia de admisión, denominada Avance, va más allá del contenido del Tercer Grado. La actual ceremonia se deriva de la práctica inicial de conferir el Grado de Masón de Marca a los Compañeros y el Grado de Maestro de Marca a los Maestros Masones.

La ceremonia de Avance está basada en los preparativos para la construcción del Templo del Rey Salomón, y narra el destino de un obrero ambicioso (el Candidato) que busca la promoción en su actividad demostrando habilidad y destreza. En la primera parte de la ceremonia su talento es ignorado, y sus esperanzas se desvanecen, pero finalmente triunfa sobre la adversidad y es recompensado con justicia por su trabajo. Se trata de una hermosa ceremonia que contiene elementos de drama y humor, pero ante todo, fuertes lecciones morales. El concepto del Masón como «piedra viviente», que se construye como una casa espiritual de forma paralela a la construcción del Templo, es un significativo tema del Grado.

Adicionalmente, el Grado de Marca permite al Masón apreciar de forma más completa la estructura y belleza de la Masonería tal y como es revelada en el Grado del Arco Real.

¿Por qué debería un Masón hacerse Masón de Marca?
Podrían esgrimirse muchas razones, algunas de las cuales ya han sido mencionadas, pero hay tres especialmente significativas. En primer lugar, aumente considerablemente la comprensión de la Masonería. En segundo lugar, imparte de una manera deliciosa muchas lecciones importantes acerca de la vida. En tercer lugar, proporciona una mejor apreciación del Arco Real, así como la cualificación que da acceso a otras órdenes de la Masonería.

La primera razón: hay muchos términos y frases, incluso personajes bíblicos, que aparecen en la Masonería Simbólica pero que siguen siendo un misterio para muchos Hermanos. Por ejemplo, ¿qué quiere decir el Primer Vigilante, durante el cierre de la Logia, con la expresión «tras asegurarse de que cada Hermano ha recibido lo que le corresponde»? Esta es una de las peculiaridades de la Masonería Simbólica que queda mejor explicada en la Marca.

La segunda razón: la Marca no es únicamente un verdadero grado masónico sino que además enseña valiosas lecciones sobre la vida, como por ejemplo que la estudiosa aplicación de la destreza y la ingenuidad, que conduce a una habilidad maestra, es finalmente recompensada aunque al principio no sea comprendida o apreciada por los demás. Todos tenemos diferentes habilidades y contribuciones que ofrecer. Para ser aceptados debemos ser siempre honestos y dar lo mejor de nosotros mismos, pues el impostor siempre será descubierto y recibirá su debido castigo. No podemos juzgar adecuadamente a los demás salvo que seamos lo suficientemente competentes y ejercitemos la humildad en el proceso. Todos debemos aceptar la responsabilidad por las tareas que hemos aceptado llevar a cabo, sin culpar a otros de nuestras propias deficiencias.

Tales son las lecciones que el Masón aprende, por medio de un proceso dramatizado, en la ceremonia. Por supuesto, debe aplicarlas, pero no en la tarea de construir simbólicamente el Templo, sino en el modo en que se conduce por la vida.

Fuente: http://districtmarkspain.com/

SUPREMO GRAN CAPÍTULO DE ESPAÑA DE LOS MASONES DEL ARCO REAL DE JERUSALÉN.


El grado del Arco Real es la continuación de la Francmasonería. Sus miembros, llamados Compañeros, se reúnen en Capítulos los cuales, a su vez, se unen bajo un Gran Capítulo. Los Capítulos son dirigidos por los Tres Principales, quienes rigen conjuntamente, y el Gran Capítulo es regido por tres Grandes Principales, con un Diputado Gran Principal que se reparte el trabajo con el Primer Gran Principal.

Los Capítulos se agrupan en Provincias y Distritos, donde existan los suficientes, o reportan directamente a Gran Capitulo cuando hay menor cantidad. Los Grandes Capítulos Provinciales o de Distrito son dirigidos por un Gran Superintendente que es nombrado por el Primer Gran Principal como su representante en el área específica.

En España, el Arco Real cuenta con cuatro ceremonias: La ceremonia de Exaltación para incluir nuevos miembros y las ceremonias de Instalación para cada uno de los tres Principales. La ceremonia de Exaltación consta de dos partes: una representación más bien dramática de los principios de la Orden seguida de tres disertaciones en las cuales se explica aún más la historia, el simbolismo y los principios del Arco Real. Al igual que la Masonería, el Arco real está abierto a hombres de todas las creencias.

En España el Arco Real se considera la culminación de la “pura y antigua Masonería”. En Masonería, al candidato se le presentan una serie de dogmas y principios eminentemente prácticos en base a los cuales, si son practicados, pueden llevarle a esperar a vivir una vida al servicio de sus semejantes. Sin embargo el hombre no es sólo un ser práctico; su naturaleza tiene una vertiente esencialmente espiritual. Este aspecto espiritual se pone en práctica en el Tercer Grado, en el cual el hombre es dirigido a la contemplación de su inevitable destino y se convierte en el mensaje principal del Arco Real. En este sentido, la “pura y antigua Masonería” puede entenderse como un peregrinaje a través del descubrimiento y conocimiento de uno mismo, donde el Arco Real completa las lecciones prácticas de la Masonería a través de la contemplación de la naturaleza espiritual del hombre, no reemplazando sino reforzando y apoyando lo que ha aprendido de su religión.

El requisitos para ser miembro del Sagrado Arco Real es ser un Maestro Masón y un miembro ACTIVO de una Logia Masónica REGULAR reconocida por la Gran Logia de España.

En el Libro de Constituciones hay una declaración preliminar que dice:

“La Masonería Pura y Antigua consiste solamente en tres grados y no más, es decir, el del Aprendiz, el de Compañero Masón y el de Maestro Masón, incluyendo la Orden Suprema del Arco Real.”

Una vez que se han recibido los tres grados, se tiene derecho a completar el camino masónico adquiriendo la Orden del Sagrado Arco Real.

La Masonería del Arco Real no es un grado por sí sólo, sino consiste en completar el tercero y la experiencia de un Maestro Masón no es completa hasta que ha sido exaltado a esta Orden Sagrada que representa el clímax de la Masonería.

Fuente: http://www.arcoreal.org/

EL SUPREMO CONSEJO DEL GRADO 33 Y ULTIMO DEL RITO ESCOCES ANTIGUO Y ACEPTADO PARA ESPAÑA.

Añadir leyenda

Nuestro Supremo Consejo tiene su origen hace dos siglos. Más concretamente en el día 4 de Julio de 1.811, día en que fue constituido.

La Masonería ha influido en modificaciones sustantivas del rumbo de avance de la Humanidad. Este es un hecho difícil de refutar.

La Alta Masonería del siglo XIX propuso e incluyó en sus Principios unos derechos básicos de los seres humanos, entre los que podemos citar:

- El derecho a la vida y a la seguridad de la misma.
- El derecho a la libertad de conciencia y de culto.
- El derecho a la libre expresión y difusión del      Pensamiento.
- El derecho a una existencia digna y al trabajo.
- El derecho a la inviolabilidad del domicilio y de la correspondencia.
- El derecho a la escolaridad y formación pluralista; la enseñanza escolar gratuita y el aprendizaje de   un idioma universal.
- La separación e independencia de la Iglesia y el Estado.
- La libertad de reunión, asociación y huelga pacífica.
- La instauración de la justicia gratuita e institución del Jurado.
- El espíritu pacifista y la creación de un servicio militar defensivo y voluntario.
- El gobierno de los Estados como expresión de la soberanía popular a través del sufragio universal.
- El matrimonio civil y la igualdad de los hijos ante la Ley.
- La abolición de la pena de muerte.

Estas propuestas se formularon hacia 1.848 y para establecer una comparación la abolición de la esclavitud en Estados Unidos se realizo en 1.868 mientras que en España se llevo a cabo en 1.880.

¿Qué programa, similar en imaginación y en voluntad al propuesto por la Alta Masonería del siglo XIX, podemos ofrecer hoy a la humanidad para que, dentro de unos 160 años, se experimente la misma admiración que aquel programa nos ocasiona hoy?

Pretendemos ser la espina dorsal de la filosofía masónica, ser el referente ético y espiritual de la sociedad actual, proponer soluciones a los problemas que producen angustia y soledad en el ser humano. A este sugestivo proyecto nos dedicamos con amor y esfuerzo. Y a este proyecto invitamos a los que sienten aquella vieja sensación de sentirse incompletos en sus vidas.

DECLARACION DE PRINCIPIOS:

El Supremo Consejo del Grado 33 y último del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para España se estableció bajo el imperio de los Reglamentos y Constituciones dictados en Burdeos, Francia, por los Príncipes del Real Secreto en el año 1762, y por las Grandes Constituciones del Grado 33 promulgadas en Berlín en 1786, las cuales fueron revisadas por la Convención Universal de los Supremos Consejos reunida en Lausana del 5 al 22 de Septiembre de 1875.

Los principios Masónicos fundamentales de nuestro Supremo Consejo son los siguientes:

- Es una asociación voluntaria de hombres, cuyo origen se pierde en la antigüedad, y que actualmente agrupa a millones de miembros

- Es una sociedad fraternal, que admite a todo hombre libre y de buena reputación, sin distinción de raza, religión, ideario político o posición social, exigiendo únicamente que posea un espíritu filantrópico y el firme propósito de tratar siempre de ir en busca de la perfección individual.

- La Masonería tiene prohibido expresar opinión alguna dentro de sus Talleres, sobre temas políticos o religiosos y gracias a ello, ha podido superar el constante cambio de doctrinas y sistemas del mundo.

- No es solamente una asociación benéfica, aunque considere esta práctica como un deber

- No es una religión, ya que no impone a sus miembros una creencia religiosa determinada. Los Masones pueden practicar la religión de su preferencia, con tal de que respeten las opiniones de los demás.

- No es una organización política, ya que sus miembros pueden optar libremente por el sistema político de su preferencia

- No es una asociación para obtener beneficios personales ya que no procura a sus adheridos ventajas en los negocios o en la política.

- No es un forum para discutir asuntos personales

- No es una sociedad secreta, ya que no niega su existencia y cuáles son sus propósitos y finalidades y está inscrita en el Ministerio del Interior, en el Registro de Asociaciones, con los nombres y apellidos de sus dirigentes y la presentación de sus Estatutos

- No es una escuela filosófica, ya que el trabajo en sus Logias es fundamentalmente ritualístico

Si hubiera que concretar al máximo sus aspiraciones estas son el concepto de servicio e influencia en la sociedad civil para producir, una vez más, cambios sustantivos en el avance, hacia lo Alto, de la humanidad.

Sus divisas:

Deus meunque ius

Ordo ab chao

Fuente: http://www.scg33esp.org/

martes, 21 de octubre de 2014

EL IDEARIO INICIÁTICO.


Fuese el Ideario Masónico únicamente de efectos sociales, podría en verdad no diferenciarse de una mera iniciativa de acciones comunitarias como muchas otras. Y es aquí donde viene el sentido más profundo de la meta y el Objetivo Superior de la Logia Masónica… Esta estriba en su carácter Iniciático.


Bien sabemos, que el ingreso a la institución Masónica se hace precisamente por un Rito de Pasaje. Esto la diferencia radicalmente de cualquier otra organización social, a la cual se ingresa por declaración propia de adhesión, aceptación formal de sus requisitos, cumplimiento de sus reglamentaciones. La Masonería presenta, sin duda, también este aspecto, pero en ella nada de sus requisitos burocráticos tienen validez hasta que se da cumplimiento al Ritual de Iniciación. No realizado éste, tampoco se ha ingresado a la Orden Masónica. Sin embargo, a veces, malinterpretamos que el carácter iniciático de la Masonería se explica suficientemente, por el hecho de que su ingresos e efectúe a través de un Ritual de Iniciación.

Nuevamente, habría que decirlo, esta interpretación sería otra forma limitante de entender su sentido esencial. La Masonería es esencialmente iniciática, no solamente por un Rito de Iniciación al Primer Grado de Aprendiz,sino porque la Masonería es una propuesta efectiva de camino interior de transformación de la condición actual del hombre que la busca e ingresa a ella hacia la propia y verdadera naturaleza espiritual superior.

La iniciación no es un estado que se adquiere en una ceremonia particular, donde se realiza el acto de formalizarse la pertenencia a la organización….la Iniciación es un proceso interior gradual, de trancas y destrancas,de oscuridades y lucideces que van gestando en el alma del Aspirante la posibilidad de hacerse digno de una Luz Superior. Ella implica un cambio en la actitud de la vida, un cambio necesariamente gradual,pero no continuo como si se tratase de un recorrido lineal recto. Las imágenes más apropiadas para describir la trayectoria del camino de transformación iniciática no son las que nos aporta la geometría lineal clásica…….la recta, la curva, los ángulos esquinales, etc. Más bien el camino de transformación se expresa y se entiende mucho mejor con las nociones hoy tan en boga de la geometría y de la física cuántica.

El Aspirante a Iniciado no realiza un proyecto de Vida como lo hace el ingeniero constructoral idear los planos y llevarlos sistemáticamente a la construcción.Más bien, el Iniciante es llevado a enfrentarse a la propia vida transcendiendo los apoyos corrientes que la existencia ordinaria le han proporcionado. Por eso, su primera prueba es entender la condición mortal de lo humano.

Penetrar el aserto de que todos nos vamos a morir implica mirar la vida desde la dimensión de lo real. Muchas cosas, muchas creencias falsas necesariamente se nos caen, para que pueda abrirse en nosotros un entendimiento más verdadero de la esencialidad de las cosas. Con esto queremos decir algo que es fundamental al pertenecer a la Institución Masónica, en su condición iniciática: el Masón es llevado a penetrar dentro de sí mismo su propia verdad y la verdad de lo humano y del vivir.

Este carácter esencialmente iniciático de la Masonería está en sus propias fuentes originarias: en nuestras Logias se encuentra, sin ninguna duda de ningún tipo, la continuación de las enseñanzas superiores de los Antiguos Misterios. Pero es tal la sabiduría de la Institución Masónica, que ella no se queda en un esfuerzo meramente místico, sino que por la singularidad y la profundidad de sus orígenes, la Institución Masónica encarna en la sociedad y la época que le toca ofrecerse. En su propuesta iniciática radica, pues, que la transformación interior del aspirante, en función del despertar su propia Conciencia personal va en conjunto con el descubrimiento de la verdadera naturaleza humana y el compromiso de esfuerzo por construir la Humanidad justa e Iluminada que le corresponde al ser humano.

(Extracto del Discurso deOrden del CC Aniversario de la R:.L:. Regeneradores No 6)
Fuente: R.·. L.·.S.·. Pedro Alciro Barboza de la Torre nº 245
Gaston Bermudez Barboza
I:.P:.H:. Lionel Pedrique Orta (M:.P:.S:.G:.C:.)

Primera cumbre de la Confederación Masónica Interamericana en España.


Barcelona acogerá el próximo fin
de semana la Tenida Magna de la 
Gran Logia de España con motivo de la 27ª Reunión de la Sexta Zona de la Confederación Masónica Interamericana.

La Tenida se celebra en honor de los ilustres visitantes que participarán en los debates del evento, los Grandes Maestros acompañados de sus Grandes Oficiales de la Gran Logia de Argentina, Gran Logia de Bolivia, Gran Oriente de Brasil, Gran Logia de Chile, Gran Logia Simbólica del Paraguay, Gran Logia del Perú, Gran Logia Legal de Portugal y Gran Logia de Uruguay, además del presidente y secretario ejecutivo de la Confederación Masónica Interamericana.

La Tenida está abierta a la participación de todos los miembros de la Gran Logia de España, sin distinción de grado. Los Queridos Hermanos que acudan como observadores tendrán la oportunidad de presenciar, de primera mano, como los Grandes Maestros de los Grandes Orientes Iberoamericanos debaten los retos que afronta hoy la Masonería.


Creada en 1947, la Confederación Masónica Interamericana es la organización de este tipo más antigua del mundo. No existe ninguna otra confederación masónica que pueda comparársele en extensión y tamaño: agrupa a más de 300.000 masones de América, desde México a Chile e incluye también a España, Portugal y Francia. La Confederación Masónica Interamericana está dividida en seis zonas diferentes de trabajo. La Gran Logia de España está adscrita a la sexta que, por primera vez se reúne en nuestro país.

http://www.diariomasonico.com/noticias/confederacion-masonica-espana

viernes, 17 de octubre de 2014

¿POR QUÉ EL SECRETO DE LA MASONERIA?

Para cualquier persona que no sea masón, la Institución Masónica siempre ha sido objeto de mitos y creencias mal fundadas, y es que el natural ámbito misterioso y discreto de la Orden predispone a las personas a mantener esta convicción.

El sentido de misterio y de secreto en que se halla envuelta la Orden, si para muchos es un gran atractivo, para otros es morbo y ha sido ocasión de recelos, desconfianza, ataques injustificados y persecuciones por parte del Estado y de la Iglesia. 

Nuestros Reglamentos prohíben al masón difundir los nombres de sus hermanos (así nos llamamos entre nosotros), y el solo puede hacer publica su condición cuando circunstancias de trascendencia para el bien común así se le impongan. Los secretos que existen son los medios de que se valen los masones para recocerse entre si en cualquier parte del mundo, y también la clave para interpretar sus símbolos y las enseñanzas de orden moral que ellos encierran. 

Mas debe quedar en claro que la Masonería no es una sociedad secreta en cuanto es una Institución legalmente constituida y sus fines son igualmente conocidos por cuanto están enumerados en los Estatutos aprobados por el Gobierno de la Nación y ámpliamente difundidos en diccionarios, enciclopedias y publicaciones históricas.

Pero en épocas de cruenta persecución que en algunos países se ha lanzado contra la Masonería, es lógico que se hayan constituido grupos de masones discretamente reservados, lo mismo que hicieron los cristianos perseguidos por el Imperio Romano. Sin embargo, como es fácil deducir, no es ésta la verdadera motivación llamado secreto masónico. Este se refiere al estudio e interpretación de los ritos y símbolos de la Orden, de los cuales surge la utilidad de los trabajos realizados en las Logias.

Es bueno reconocer dos categorías muy distintas de sociedades secretas:

a) Las organizaciones secretas (clandestinas) políticas, cuya acción y ejercicio son de duración limitada y cuyos fines son concretos.

b) Las sociedades iniciáticas que de ningún modo intentan ocultarse, pero cuyo secreto consiste en reservar el conocimiento de los ritos y ceremonias a los iniciados porque se trata de un método racional de perfeccionamiento espiritual. La Masonería es por excelencia una sociedad iniciática.

Por lo demás, cabe hacer notar que en las guías telefónicas constan los teléfonos y dirección de las logias.

jueves, 16 de octubre de 2014

EL MASON DE BOTON

El ingreso a la Masonería no garantiza al ser humano las bondades de la Orden. Esta hermandad universal requiere de esfuerzos y deberes que el común de los mortales no estaría dispuesto a asumirlo. Digo asumirlo, porque particularmente considero que la Masonería es una actitud ante la vida, más allá de gran sabiduría teórica, los grandilocuentes discursos y las pomposas reuniones.

Los masones zánganos, mediocres, que no practican lo que sostienen, son la destrucción y muerte de la Fraternidad. Estos son hombres que logran ser admitidos en una logia y entonces dedican sus actividades masónicas a extender su acción en elaborar un emblema o botón de solapa. Estos hombres se encuentran en todas las comunidades, también entre los masones.

Hacen uso de la Orden para satisfacer y fomentar sus propias miras y ambiciones. Son los hombres que declaran y manifiestan que creen en sus obligaciones, pero no hacen nada para vivirlas, sino quedan en el discurso, las intensiones, siendo aquellas cuya doctrina no se hace extensiva a su bolsillo, para la ayuda del hermano necesitado, sino que principia y termina en su alfiler masónico, en su dije de reloj o anillo.

El placer hermoso de ayudar a un hermano digno es un aspero y escabroso camino, pero es también un placer desconocido para ellos. Nunca han experimentado esa emoción, una de las más raras, el vivenciar el placer que proviene del conocimiento de que un ser ha sido ennoblecido, dulcificado y que se ha contribuido a su felicidad proveyendo una ayuda oportuna.
Sus desembolsos para los proyectos juiciosos entre sus asociados más ricos pueden, eventualmente, hacerlo alcanzar una posición elevada en alguno de los grados que la Masonería asigna como requisito previo para poder formar parte de ellos, pero aquel honor alcanzado una vez se tornará meramente en frutos del mar muerto.

Esto es necesariamente una consecuencia natural, porque está de acuerdo con la ley inmutable de la vida, de que aquellos que son falsos con quien deposita su confianza, deberán sufrir el castigo. Y el masón de botón emblemático es falso a sus obligaciones masónicas, es falso también con todo aquello que es mejor, lo más elevado y sincero en la vida.

Tengan cuidado cuando se encuentren con este tipo de "iniciados", pues sus joyas podrían deslumbrarlos, pero no iluminarlos.

© Christian Gadea Saguier
http://losarquitectos.blogspot.com.es/

LA MASONERIA, ¿UN ANACRONISMO EN EL SIGLO XXI?

Más de un hermano podría sentirse ofendido al leer el título de este post. Pero el tema despierta el interés de iniciados y profanos. Los segundos al indicar que la supuesta “tarea” libertadora de la Masonería está hecha y los primeros al volcarse, por lo menos en mí país, al relajo con sus compromisos sociales.

Un par de semanas atrás el Gran Maestro del Gran Oriente de Francia, Jean Michel Quillardet, había expresado que la Masonería a pesar de los siglos es una forma de comprometerse en todas las sociedades.

Si a partir del siglo XVIII los hermanos aportaron las luces necesarias para instalar las ideas libertadoras en el mundo, en este siglo que nos toca vivir el mensaje debe continuar. Un mensaje humanista y, por lo tanto, justo. El de siempre. Aspiramos y trabajamos para construir una sociedad más fraternal y mejor.

“Libertad, igualdad y Fraternidad”, el lema de la Revolución Francesa está plenamente vivo y seguirá siendo actual. Representa la defensa de unas ideas que significan un compromiso con un combate que todavía no está ganado y que uno de sus signos de referencia es el laicismo.

Tenemos que hacer un esfuerzo para romper la vieja idea de que en las logias se hace algo misterioso, secreto y extraño. Lo único que hacemos es un trabajo intelectual, pero siempre con la idea de aportar una construcción intelectual útil para la sociedad.

El único poder que queremos tener, la única influencia a la que aspiramos es a la intelectual, a la espiritual y, si se quiere, a la política, en el buen sentido de la palabra. Entendiendo la palabra “política” como el avance los valores de igualdad, libertad y fraternidad que deben existir en la sociedad.

El papel del masón más allá de la pertenencia a la organización masónica es de comportarse de acuerdo a sus ideas, como una buena persona en el sentido de ser buen ciudadano. No bastan los trabajos presentados en logia, la Masonería se ejerce en la sociedad y en el cotidiano vivir.

Un montón de tareas y nuevos desafíos presentan el mundo de hoy, pero considero que los masones al igual que ayer, hoy debemos trabajar sosteniendo los mismos valores de siempre, aquellos que conducen al progreso de la humanidad.

© Christian Gadea Saguier
http://losarquitectos.blogspot.com.es/

APRENDER A SER MASON

Ingresar a la Masonería no garantiza el desarrollo sus cualidades en la persona que se afilia. Existen muchos hermanos que están en la Masonería, pero sus comportamientos quedan lejos de ser originalmente masónicos. ¿Por qué ingresar a la Masonería no garantiza el desarrollo de su carácter?

Con una vista en lo superficial esta organización es idéntica a otras, donde la membresía se define por un ingreso, pero este ingreso no significa una iniciación. El ingreso es un acto formal de apertura fraternal y condición legal. La iniciación es una cualidad esotérica, propia de la Masonería. Un proceso vital que requiere una transformación gradual, una evolución, teniendo por metodología la teoría esotérica de la Organización.

También existen muchas personas que ingresan a la Hermandad y se sumergen en la profundidad de los libros en busca del anhelado "secreto masónico", buscan conocer pretendiendo que la cualidad masónica se halla en la acumulación del conocimiento; nada más lejos, pues justamente el esoterismo es una tecnología, ciencia aplicada, para el logro de un fin, en este caso particular, ser masón.

Debemos entender que conocer no es lo mismo que aprender. El conocer forma parte del mundo contemplativo, pero no necesariamente implica un saber. "Todos los hombres desean naturalmente saber", sostiene Aristóteles en su Metafísica. El verbo que habitualmente se traduce por "desear" significa en griego apetecer. Es decir, gustar, como meta final de una cierta tentación. Si se habla de apetecer un saber es porque este saber no pertenece sólo a ese ámbito que será llamado después "contemplativo", sino que es un alimento necesario para vivir. El otro término que merece atención es naturalmente. En griego, Aristóteles usa en realidad el caso dativo de la palabra Physis; otra traducción posible hubiera sido "por naturaleza". Vale decir que el ser humano, en tanto ser, por naturaleza le apetece saber. Ese saber se halla determinado en base al conocimiento logrado y su aplicación en el terreno. Del saber al aprender queda un paso, la vivencia.

La vivencia del conocimiento es el modo de vida del masón. Más que una acumulación de conocimientos, un uso inteligente de ellos en el cotidiano vivir. Pero para aprender es necesario aprender a aprender. Esta definición circular implica que la persona que ingresa debe estar abierta a una transformación personal, puesto que la misión principal de la Masonería es enseñar la ley de la evolución. Todo en ella gira en torno a un progreso gradual de la oscuridad a la luz. Sus ceremonias se caracterizan por viajes circulares, indicando ciclos evolutivos de Occidente a Oriente, o sea de la oscuridad a la luz. Cuando esta actitud se impone a la formal membresía, cuando se sueltan los supuestos, dogmas y prejuicios, el hermano está camino a ser masón, caso contrario no encontrará diferencia con otra organización social y terminará por ser cualquier cosa, menos un masón.

Christian Gadea Saguier
http://losarquitectos.blogspot.com.es/

jueves, 2 de octubre de 2014

DONACIÓN AL BANCO DE ALIMENTOS MUNICIPAL



Las logias Masónicas Sol de Levante 161 y Menorca 60 han hecho una donación de mil euros al Banco de Alimentos de Mahón a través de cien vales de diez euros cada uno con los que adquirir un lote de carne fresca en Duchisela. Representantes de ambas entidades –que el año pasado realizaron una donación similar- se han reunido con la alcaldesa Águeda Reynés y la concejala de asuntos sociales Carmen Moya, responsable del Banco de Alimentos, quienes han agradecido valorado el alcance de esta iniciativa por cuanto supone de aportación de alimento rico en proteínas con la que complementar los lotes de alimentos envasados.



lunes, 22 de septiembre de 2014

GRANDES LOGIAS

La Gran Logia de España mantiene relaciones fraternales con la inmensa mayoría de las Grandes Logias Regulares del mundo.
Las Grandes Logias, de forma similar a los Estados, se reconocen entre sí y nombran representantes al igual que los Estados nombran embajadores. En base a este reconocimiento universal se dividen en Reconocidas o Regulares y No Reconocidas, lo que significa su existencia en el mundo masónico. Cada Gran Logia establece sus reconocimientos, pero como regla común son comúnmente aceptados los antiguos principios y lineamientos, así como los documentos emitidos por la Gran Logia Unida de Inglaterra acerca de los criterios para el reconocimiento entre Grandes Logias. El documento de 1918 clarifica estos Principios para el reconocimiento entre Grandes Logias y la naturaleza tradicional de la Orden Masónica:
1.– Regularidad de origen, esto es, cada gran logia deberá haber sido legalmente establecida por una gran logia debidamente reconocida o por tres o más logias regularmente constituidas.
2.– Que sea una cualidad esencial para su admisión, una creencia en el G. A. D. U., y en su voluntad revelada.
3.– Que todos los iniciados prestarán juramento sobre o a la vista del Volumen de la Ley Sagrada, abierto, por lo cual se entiende la revelación de lo alto, que ata la conciencia del individuo particular que se inicia.
4.– Que los miembros de la gran logia y logias individuales se compondrán de hombres exclusivamente y que cada gran logia no deberá tener relación masónica de clase alguna con logias mixtas o cuerpos que admitan mujeres dentro de sus miembros.
5.– Que la gran logia tendrá jurisdicción soberana sobre las logias de su dominio; esto es, que será una organización responsable, independiente, soberana, con única e indiscutida autoridad sobre la hermandad o grados simbólicos (Aprendiz, Compañero y Maestro Masón), dentro de su jurisdicción; y no estará en forma alguna sujeta a, ni dividirá tal autoridad con un supremo consejo u otro poder que reclame dominio alguno o inspección sobre esos grados.
6.– Que las Tres Grandes Luces de la Masonería (a saber: el Volumen de la Ley Sagrada, la Escuadra y el Compás), estarán siempre exhibidas cuando la gran logia o logias subordinadas estén trabajando, siendo la principal de aquellas, el Volumen de la Ley Sagrada.
7.– Que sea estrictamente prohibida la discusión en logia de religión y política.
8.– Que los principios de los antiguos límites, usos y costumbres de la Hermandad, serán estrictamente observados.
Todas aquellas Grandes Logias reconocidas por la Gran Logia Unida de Inglaterra, y entre ellas y otras instituciones Masónicas que tienen acuerdos o concordatos con estas Grandes Logias, como por ejemplo, el Supremo Consejo del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, el Gran Capítulo de Arco Real, Gran Logia de Maestros Masones de Marca, Gran Priorato de las Ordenes Unidas, y muchos otros, constituyen el universo de la Masonería Regular.
La Regularidad es así un elemento definitorio e institucional, siendo consideradas el resto de agrupaciones masónicas, sin pretensión peyorativa alguna, como irregulares en cuanto no se ajustan a los principios y objetivos fundamentales de la francmasonería.

Fuente: Gran Logia de España.

HISTORIA DE LA GRAN LOGIA DE ESPAÑA

Al final de la guerra civil (1.936 – 1.939), como consecuencia de la represión decretada contra la Masonería y los masones por el bando vencedor de la contienda que ensangrentó España durante tresaños, el Grande Oriente Español – la Obediencia histórica y tradicional de la Masonería Española, cuyosorígenes se remontan a 1780, con la fundación del Grande Oriente Nacional de España – se vio obligadoa partir al exilio, encontrando asilo masónico especialmente en México y Francia, países que acogieronfraternalmente a los masones españoles en desgracia. Durante cerca de cuatro décadas la Masonería es erradicada de territorio español y los masones que nopudieron huir fueron encarcelados.
A mediados de los años setenta del pasado siglo, aun durante el período del régimen franquista, se fueron constituyendo algunas Logias en territorio español, si bien no sometidas a ninguna Obediencia Masónica legítimamente establecida y reconocida. Por ejemplo, en 1.974, un reducido número de masones españoles, vueltos discretamente del exilio, se agrupó en una Logia, llamada Perseverança, que años más tarde sería uno de los núcleos de los que nacería la Gran Logia de España.
En 1975 algunos españoles residentes en Gerona fueron iniciados en una Logia de la ciudad deToulouse, Francia, uno de los principales centros de acogida de masones españoles exiliados.
Muerto el dictador, a partir de 1.976 la Gran Logia Nacional Francesa autorizó la admisión de candidatos españoles en la Respetable Logia Simbólica “La Constance Catalana número 186", al Oriente de Perpignan (Francia).
 Seguir leyendo .....

lunes, 25 de agosto de 2014

EL SENDERO DEL MASON

La mayor parte de los Masones así como modernos estudiosos de los diferentes rituales e ideales masónicos, rara vez se percatan de las obligaciones cósmicas que van adjuntas desde el preciso momento que empiezan a rasgar ligera y suavemente, las sacras verdades de la naturaleza, así como las de los antiguos y primitivos rituales del Arte Real.
Seguir leyendo.......

viernes, 22 de agosto de 2014

INFORMACIÓN PARA QUIENES PRETENDEN ENTRAR EN LA MASONERIA


“Deseando la Sociedad Masónica que todo el que manifieste interés en pertenecer a ella se libre del riesgo de sufrir un desengaño, y queriendo dar en tiempo oportuno una prueba de su buena fe, considera justo facilitar a los aspirantes ideas exactas, tanto para que se instruyan en el verdadero objeto de la Sociedad, cuanto para que desechen esas vulgaridades que por ignorancia o por maledicencia corren de boca en boca y hacen formar de ella erróneos y ridículos conceptos […]".

La masonería tiene por misión combatir la ignorancia bajo todas sus formas, constituyendo una escuela de enseñanza mutua, cuyo programa se encierra en los siguientes lemas: Obedecer las leyes del país; vivir honradamente, practicar la justicia, amar a sus semejantes y trabajar sin descanso por la felicidad humana y su progresiva y práctica emancipación.

La masonería no se propone satisfacer ningún interés mezquino; ninguna mira egoísta; su objeto es altamente noble, su misión exclusivamente humanitaria. Ella trabaja por alcanzar la posible perfectibilidad y para fomentar la caridad y la filantropía entre los hombres de todas las clases y condiciones, cualesquiera que sean sus principios políticos o sus creencias religiosas. Pretender el ingreso en esta asociación por intereses privados o por objetos particulares, sería un absurdo, y un fracaso para el que lo efectuare sin la abnegación que, como toda sociedad que sólo se dedica al bien por ello bien mismo, demanda la masonería.

La masonería tiene secretos y juramentos que no deben quebrantarse: pero ni unos ni otros se oponen en lo más mínimo a la religión, a las leyes ni a la moral.

El aspirante que intentare su incorporación por curiosidad, no conseguirá su objeto porque los misterios en que está envuelta la masonería, se van comunicando por grados que se confieren, después de muchas pruebas de fidelidad, al que más lo merece y menos lo solicita. El que se liga con juramento y lo quebranta, no infiere daño alguno a la sociedad; el mal recae solamente en el que no ha tenido bastante constancia para cumplir el deber que voluntariamente se impuso.

La masonería no exige de sus miembros la abjuración de sus principios religiosos, bástale saber que practican la más pura moral y no impone violentamente sus creencias.

De este modo la masonería es el centro de unión de todos los hombres de buena voluntad y el lazo que estrecha en cariñosa amistad y fraternal abrazo a quienes, de otro modo, por sus preocupaciones y errores, quedarían separados para siempre.

La masonería no necesita poderosos; pero tampoco admite en su seno personas que no tengan una ciencia, arte, oficio o renta con que poder atender a las necesidades de su familia, y sin menoscabar estos primeros deberes, un sobrante para coadyuvar los fines altruistas que practica la masonería, así como algún tiempo para su asistencia a las reuniones o para el desempeño de las comisiones que pudieran encomendársele, no pudiendo negarse a ello sin legítima causa justificada.

En los templos masónicos, donde se rinde culto a la fraternidad universal, no pueden admitir discordias, pleitos ni riñas entre sus miembros: toda diferencia debe arreglarse entre ellos fraternalmente. El que intente ingresar en la orden, debe estar dispuesto a llevar a la práctica estos principios extirpando de su corazón todo sentimiento de animosidad o prevención contra cualquiera de sus hermanos.

El que aspire a afiliarse en la masonería debe ser honrado, social, política y moralmente considerado. Fiel a sus superiores, amigo de sus iguales y padre de sus inferiores. Deben huir del juego, de la embriaguez, de la usura, de las deudas y de todos los vicios, prestando a sus hermanos cuantos socorros les permitan las circunstancias […]”.

Archivo Histórico Nacional, Sección Guerra Civil, Salamanca, leg. 537 A, exp. 5.
http://www.diariomasonico.com/historia/entrar-en-masoneria

lunes, 18 de agosto de 2014

LOS ESCRITOS MASÓNICOS DE KRAUSE

¿Qué interés llevó a Krause a hacerse masón? ¿Qué interés lo llevó a entregarse a la investigación histórica y a la reforma de la masonería?

Se ha señalado la coincidencia de Masonería e Ilustración en la defensa y propagación de los grandes ideales humanistas de la época. Krause es un filósofo que ha barruntado que la Hermandad masónica constituye la única institución histórica que tiene como finalidad y razón de ser el cultivo en el hombre de su pura y completa humanidad, a diferencia de otras instituciones muy buenas y necesarias, a cuya cabeza van la Iglesia y el Estado, pero cuyas finalidades de formación humana son sólo parciales.
Leer más ......

martes, 12 de agosto de 2014

MASONES… ¿NO POLITICOS?

Con mucha frecuencia se formula la pregunta de si la Masonería desarrolla actividades de índole político. Y esto es lo primero que se le ocurre a quien lee en las páginas de la historia, la larga lista de estadistas, reformadores, revolucionarios y patriotas que fueron masones.


La Masonería no es una asociación política ni puede confundir su actividad con la de ningún partido político, pero el masón no debe estar al margen de los grandes problemas políticos del mundo entero. En el seno de la Masonería conviven hombres de diversos partidos democráticos y diversas concepciones de mundo, mientras sean respetuosos y tolerantes.      

Seguir leyendo ......

miércoles, 30 de julio de 2014

SIMBOLICA Y METAFISICA

JOSE ANTONIO ANTON - Revista SIMBOLOS.

Habitualmente se considera la metafísica como aquel saber cuyo ámbito ocupa todo lo relativo a las categorías supremas del Ser, esto es, a lo inteligible: hablando en términos platónicos, la metafísica tiene por objeto el tópos noetós, el mundo de las ideas. Frente a esto se coloca el ámbito de lo material y sensible, el tópos horatós.

El tópos noetós o mundo eidético representa lo intelegible, espiritual, lo que no cambia, lo idéntico a sí mismo, lo que verdaderamente es: todo ello es el ámbito de la metafísica. Por el contrario, el tópos horatós representa lo material, lo sensible, lo que pasa y cambia, lo mundano.

Esta división instauraba en la realidad un dualismo por el que se establecía una separación radical (jorismós) entre aquel mundo inteligible e inmutable y nuestro mundo perecedero. La consecuencia de esto va a ser el surgimiento de una ontología esquizofrénica que escinde a la realidad y con ella a la propia conciencia humana. Esta escisión la vemos reflejada en esa serie de dicotomías que dominan, condicionan y determinan el desenvolvimiento de nuestra cultura. Así: espíritu-materia, inteligible-sensible, alma-cuerpo, cielo-tierra...

Seguir leyendo .......