logos

logos

martes, 22 de marzo de 2016

La Masonería Española ante los atentados en Bruselas

La Gran Logia de España, garante en nuestro país de los principios tricentenarios de la Masonería, sigue con atención los terribles acontecimientos de Bruselas ante los que desea hacer pública la siguiente declaración institucional.

Una respuesta serena frente al terror y el fanatismo

El corazón de Europa ha sido golpeado de nuevo por el fanatismo. Desde la Gran Logia de España queremos hacer llegar al pueblo belga, por medio de nuestros Queridos Hermanos de la Gran Logia Regular de Bélgica, nuestra solidaridad con las víctimas, nuestra consternación y nuestra voluntad de sobreponernos al desgarro que produce la barbarie en nuestros sentimientos para ofrecer una respuesta serena: frente al terror y al fanatismo, sólo cabe la fuerza moral de la unidad, el Estado de Derecho y la Razón.

Ante el asesinato indiscriminado de víctimas inocentes en Bruselas, debemos recordar más que nunca nuestro ideal constante de alcanzar un modelo de convivencia en el que vivir en paz, amor y fraternidad no sea una utopía entre seres humanos de distintas naciones, razas o Fe. En Bruselas han sido atacados brutalmente de nuevo los principios fundamentales para construir ese mundo. Nuestro mayor deseo es que la Humanidad sepa responder unida al desafío de este terror ciego.

lunes, 14 de marzo de 2016

"Orgullo de ser masones", lema de la Masonería Española en 2016.

Por sexto año consecutivo, el Gran Maestro de la Gran Logia de España ha establecido un lema para el año masónico que, este año, nos propone explorar el profundo orgullo de pertenencia que sentimos los masones. Por su interés, difundimos las palabras del Gran Maestro. 

"Los masones que conozco..."

En la Masonería se aprende que el verdadero culto al Gran Arquitecto del Universo consiste en las buenas obras. Los masones enseñan el camino del Honor y la Justicia. Herederos de una tradición que desafía la tiranía y el fanatismo, muchas veces han pagado con la vida el precio de la libertad.

A los masones que conozco los definen su actitud, que manifiestan en la acción de cada día, en su trabajo, con su familia, con los amigos o en la sociedad. Los distingues porque saben ser libres sin licencia, grandes sin orgullo, humildes sin bajeza, firmes a la par que flexibles.  Más allá de las ideas, los propósitos o las palabras, lo que los caracteriza es su compromiso con la Humanidad, con su progreso intelectual, moral y material, sin distinción de raza o credo.

Como cualquier otro ser humano, son imperfectos y están expuestos a las debilidades y al infortunio; pero la disciplina ética y moral los obliga a seguir adelante cualesquiera sean los riesgos y las dificultades, a ser consecuentes, a escuchar la voz de sus conciencias y ser activos socialmente, haciendo suyas las causas de los oprimidos, de los desdichados y de los inocentes.

Los masones que conozco, hombres de palabra que cumplen siempre sus promesas, han tomado la determinación de transcender la arrogancia, el miedo, la hipocresía, la opresión, la bajeza, la indiferencia y la ignorancia, para elevarse hacia la virtud, dispuestos siempre a servir sin esperar recompensas. Que hombres como estos, me llamen hermano, me hace sentir orgulloso. Sí, me siento orgulloso de ser masón.

15 grandes maestros, 34 Grandes Logias, ocho cuerpos masónicos...

Un total de 350 aprendices, compañeros y maestros de la Gran Logia de España han participado en la XXXV Gran Asamblea Ordinaria de la Masonería Española, la máxima autoridad de la Masonería Española, que aprobó las decisiones tomadas a lo largo del año masónico. En este órgano de gobierno tienen derecho de voto todos aquellos maestros masones que, en algún momento de su vida masónica, han dirigido los trabajos de una Respetable Logia.

El encuentro contó con la presencia del Presidente de la Conferencia Mundial de Grandes Logias Regulares, 15 Grandes Maestros y 30 distinguidos visitantes llegados de las Grandes Logias y Orientes regulares de Andorra, Albania, Alemania, Austria, Azerbaiyán, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Costa de Marfil, Croacia, Escocia, Finlandia, Francia, Guinea, Hungría, India, Israel, Luxemburgo, Macedonia, Marruecos, Moldavia, Mónaco, Montenegro, Noruega, Paraguay, Pensilvania, Portugal, Rumanía, Serbia, Togo, Turquía y Ucrania.

http://us7.campaign-archive2.com/?u=4406fe7d64e95e62cb07ce8d9&id=d187635c5c

"La Masonería vive una de las mayores expansiones de su Historia"

El Presidente de la Conferencia Mundial de Grandes Logias Regulares, el Respetable Hermano Tom Jackson, expresó la importancia de la etapa que atraviesa la Masonería en el Mundo. “Debemos ser conscientes del momento histórico que estamos viviendo: en lo que va de siglo hemos consagrado 28 Grandes Logias regulares, lo que constituye una de las mayores expansiones de los nobles ideales de la Masonería en su Historia”.

El Muy Respetable Hermano Radu Balanescu, Gran Maestro de la Gran Logia Nacional de Rumanía y Secretario Ejecutivo de la Conferencia Mundial, tuvo palabras de agradecimiento para nuestro Gran Maestro por el papel que está desempeñando en este proceso “apoyando, desde la Gran Logia de España el desarrollo de toda Gran Logia Regular y trabajando como presidente de la Conferencia Masónica Interamericana por la Masonería en todo el mundo”.

A la Gran Asamblea acudieron también los máximos representantes y los principales cuerpos y órdenes masónicas en amistad con la Gran Logia de España: el Supremo Consejo del Grado 33 y Último Grado del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para España; el Supremo Gran Capítulo de los Masones del Arco Real; el Gran Priorato de las Ordenes Unidas, Religiosas, Militares y Masónicas del Temple, de San Juan de Jerusalén, Palestina, Rodas y Malta; el Gran Conclave de la Orden del Monitor Secreto o Fraternidad de David y Johnatan en las Islas Británicas y sus Territorios de Ultramar; los Caballeros Sacerdotes Templarios del Sagrado Arco Real u Orden de la Sagrada Sabiduría; y el Gran Priorato Rectificado de España.

Declaración institucional

Los Maestros Masones miembros de la Gran Asamblea de la Gran Logia de España y su Gran Maestro, en su reunión anual de 12 de marzo de 2016, deseamos manifestar a la sociedad española, de la que formamos parte, nuestra gratitud por los valores de entendimiento fraterno que desde 1978 han amparado y protegido la existencia ininterrumpida de la Masonería en España.

En 2016 la sociedad española, protagonista de su historia, afronta la búsqueda del equilibrio fraterno tras la renovación reciente de su pluralidad. La Masonería, que prohíbe en su seno toda discusión política o religiosa, contempla con profundo respeto cada expresión de la soberanía popular. En vísperas del tricentenario de la constitución de la primera Gran Logia del mundo, que celebraremos en 2017, todo lo que podemos aportar a la sociedad que nos acoge es la luz de nuestros Antiguos Deberes, Usos y Costumbres. Estos prescriben que nos comportemos siempre, ante cualquier situación, como leales ciudadanos, amigos de la paz, sometiéndonos de buena gana a las leyes del país donde residimos, dando el respeto debido a los poderes civiles legítimos y a las opiniones ajenas para constituir un centro permanente de unión fraternal, donde reine una comprensión tolerante y una fructífera armonía entre las personas, que no deben permanecer extrañas las unas de las otras.

Es por ello que, de acuerdo con nuestros juramentos, las tradiciones seculares y los usos de la masonería regular, los Maestros Masones miembros de la Gran Asamblea de la Gran Logia de España y su Gran Maestro renovamos una vez más nuestro acatamiento a la Constitución Española y a cuantas Instituciones emanen de ella.

http://us7.campaign-archive2.com/?u=4406fe7d64e95e62cb07ce8d9&id=d187635c5c

Óscar de Alfonso: “No ponemos el acento en la restitución de nuestro patrimonio”



Gran Maestro de los masones españoles y presidente de la Confederación Masónica Iberoamericana.


Abogado de 48 años, Óscar de Alfonso Ortega, el Gran Maestro de los masones españoles y presidente de la Confederación Masónica Iberoamericana, estudió en el Colegio Alemán de Valencia, habla varios idiomas y fue iniciado en 1998 en la Logia Germanies 8, también en Valencia. “Después de la ceremonia, no pude dormir en toda la noche, por la emoción. Ser masón es hoy lo mismo que ha sido siempre: un camino de perfeccionamiento interior al que se accede a través de la iniciación. La Masonería te aporta una metodología, unas herramientas, para realizar un trabajo individual sobre ti mismo. Quienes llaman a nuestras puertas suelen ser personas inquietas, con sed de conocimiento y buen corazón”, afirma.

No hay datos de los masones asesinados durante la Guerra Civil y en la dictadura, ni inventario de los bienes incautados. “La represión de la masonería en la Europa del siglo XX fue atroz por parte de todos los regímenes totalitarios de uno y otro signo. En España esa represión fue especialmente sistemática, duradera en el tiempo y terriblemente eficaz. Se crearon tribunales específicos para la represión de la Masonería y solo cuando quedó claro que se habían quedado sin trabajo porque ya no quedaba un solo masón en territorio español, con la excepción de los militares norteamericanos de las bases, se transformaron en tribunales de orden público. Para entonces, habían condenado a más de 80.000 personas por su pertenencia a la Masonería, cuando se calcula que en 1936 no había en España más de 5.000”, explica su máximo dirigente.

“La consecuencia más perniciosa de la represión franquista afecta a la honorabilidad de los masones. En Estados Unidos, un masón indicará su condición en el currículo, porque dice mucho de él. Una sociedad antigua, respetable y rigurosa certifica al admitirle que es buena persona y que trabaja por ser mejor. Lamentablemente, en España todavía existen muchos temores o maledicencias sobre la masonería, así que los masones no siempre quieren reconocer públicamente que lo son”, sostiene De Alfonso.

Pero la masonería no quiere recrearse en ese pasado, sino hablar del futuro. ”Nunca hemos puesto el acento en la restitución del patrimonio. Sí lo hacemos en su recuperación y conservación, porque ese patrimonio habla de lo que somos. Estamos trabajando en ese sentido, codo con codo, con el Ayuntamiento de Tenerife o el Archivo de Salamanca. Sin duda, la consecuencia más perniciosa de aquella represión tiene que ver con nuestra honorabilidad. Si algo sobrevive hoy del franquismo son sus ideas deformadas sobre la masonería”.

Hay otro frente de conflicto para recuperar el prestigio perdido y espantar todas las maledicencias que perviven en la sociedad española. Se trata de la Iglesia católica.

Sostiene Óscar de Alfonso que la relación ha sido siempre complicada, aunque hoy atraviesa por un periodo de respeto mutuo. “Es público que llevamos varios años manteniendo encuentros periódicos con representantes eclesiásticos de muy alto nivel en el Monasterio de Poblet. Hoy es posible que la Masonería y la Iglesia estén de acuerdo en el diagnóstico de algunos de nuestros problemas sociales, como el peso excesivo de lo material sobre el espíritu”.

Abundan los libros sobre la masonería, pero en algunas librerías se anuncian en la estantería de ciencias ocultas. Bien es verdad que la multinacional Costco, una de las mayores cadenas mayoristas en EE UU, desató una polémica la pasada navidad colocando en sus almacenes en California copias de la Biblia bajo el rótulo de libro de ficción. Óscar de Alfonso sonríe. “Es imposible clasificar a la Masonería con los criterios de El Corte Inglés o la Casa del Libro. Que yo sepa, no tienen una sección de escuelas iniciáticas, pero es comprensible: en Occidente sólo queda la nuestra. Podrían hacerlo peor: clasificarnos con los libros de Política o de Religión, los dos temas que no pueden tocarse entre hermanos. En realidad, la Masonería y sus temas podrían estar más cerca de las estanterías de Filosofía, Antropología o Psicología”.


¿Llegan jóvenes a las logias? En España hay cerca de 3.000 masones, muy pocos en relación a países europeos donde no fue perseguida de forma sistemática. La edad media no ha variado mucho. Dice De Alfonso: “Tenemos pocos veinteañeros, eso sí, y es fácil de explicar. Las personas que llaman a nuestra puerta necesitan responderse a una pregunta que todos nos hemos hecho muchas veces: ¿Quién soy? Hasta los treinta, a esa pregunta se puede responder construyendo una identidad en torno a nuestro origen, nuestra profesión, nuestra ideología, nuestras creencias, nuestra familia… Pero si después de todo eso la pregunta no está resuelta, uno de los caminos para afrontarla es la masonería”.