logos

logos

jueves, 16 de octubre de 2014

LA MASONERIA, ¿UN ANACRONISMO EN EL SIGLO XXI?

Más de un hermano podría sentirse ofendido al leer el título de este post. Pero el tema despierta el interés de iniciados y profanos. Los segundos al indicar que la supuesta “tarea” libertadora de la Masonería está hecha y los primeros al volcarse, por lo menos en mí país, al relajo con sus compromisos sociales.

Un par de semanas atrás el Gran Maestro del Gran Oriente de Francia, Jean Michel Quillardet, había expresado que la Masonería a pesar de los siglos es una forma de comprometerse en todas las sociedades.

Si a partir del siglo XVIII los hermanos aportaron las luces necesarias para instalar las ideas libertadoras en el mundo, en este siglo que nos toca vivir el mensaje debe continuar. Un mensaje humanista y, por lo tanto, justo. El de siempre. Aspiramos y trabajamos para construir una sociedad más fraternal y mejor.

“Libertad, igualdad y Fraternidad”, el lema de la Revolución Francesa está plenamente vivo y seguirá siendo actual. Representa la defensa de unas ideas que significan un compromiso con un combate que todavía no está ganado y que uno de sus signos de referencia es el laicismo.

Tenemos que hacer un esfuerzo para romper la vieja idea de que en las logias se hace algo misterioso, secreto y extraño. Lo único que hacemos es un trabajo intelectual, pero siempre con la idea de aportar una construcción intelectual útil para la sociedad.

El único poder que queremos tener, la única influencia a la que aspiramos es a la intelectual, a la espiritual y, si se quiere, a la política, en el buen sentido de la palabra. Entendiendo la palabra “política” como el avance los valores de igualdad, libertad y fraternidad que deben existir en la sociedad.

El papel del masón más allá de la pertenencia a la organización masónica es de comportarse de acuerdo a sus ideas, como una buena persona en el sentido de ser buen ciudadano. No bastan los trabajos presentados en logia, la Masonería se ejerce en la sociedad y en el cotidiano vivir.

Un montón de tareas y nuevos desafíos presentan el mundo de hoy, pero considero que los masones al igual que ayer, hoy debemos trabajar sosteniendo los mismos valores de siempre, aquellos que conducen al progreso de la humanidad.

© Christian Gadea Saguier
http://losarquitectos.blogspot.com.es/

No hay comentarios: