logos

logos

sábado, 5 de enero de 2013

TRAZADO SOBRE FORMACION MASONICA


Un hermano de la Logia Sol de Levante 161 comparte este trazado:

De entre las múltiples definiciones, se puede deducir que el objetivo de la masonería es un método perfeccionamiento del individuo para, mediante estos individuos “mejorados”, actuar sobre la sociedad perfeccionándola.  Su objetivo es proveer a la sociedad de miembros que se han comprometido en un proceso de “mejora continua” y de trabajo con y sobre ellos mismos, con el fin último de renovarse como personas para servir mejor a sus semejantes, ejerciendo una acción indirecta sobre la sociedad a través de una acción directa sobre sus miembros. 

Las premisas para poder seguir con éxito este proceso de perfeccionamiento deber ser el COMPROMISO, el TRABAJO y la CONVICCION por parte del masón, que debe asumir un proceso de FORMACION integral y continua. Un camino que puede llegar a plantear muchas dudas al recién iniciado; un camino que se sabe cuándo empieza pero no cuándo acaba, quizás porque la búsqueda de la Verdad no tiene límites.
Esta formación progresiva queda perfectamente reflejada en las respectivas herramientas de los tres primeros grados de la masonería simbólica. Las del primer grado son para trabajar sobre la materia tosca y en ellas predomina la fuerza manual, para ir progresando a grados donde se trabaja con útiles más técnicos que precisan más intelecto que fuerza.   

El paulatino desarrollo de este apasionante proceso debe convertir a la masonería en una auténtica VOCACION para sus miembros y debe transformar a todo masón en un individuo comprometido con él mismo y con lo que hace.

El proceso se debe desarrollar tanto a nivel individual como a nivel de Logia, y debe ser progresivo y simultáneo en tres ámbitos principales: INTELECTUAL, MORAL y ESPIRITUAL.  


AMBITO INTELECTUAL:

“La curiosidad intelectual es la negación de todos los dogmas y la fuerza motriz del libre examen”.
José Ingenieros (1877-1925) Filósofo y psicólogo argentino.

Se llevará a cabo fomentando la inquietud y la búsqueda de conocimiento por la vía del estudio, la investigación y principalmente de la reflexión en áreas como:

- El Ritual y el Simbolismo como herramientas básicas de la masonería simbólica. Su puesta en práctica en las Tenidas y su comprensión a título individual deben ser indispensables, así como la profundización en el significado de las múltiples enseñanzas que se ofrecen a través de los símbolos.

- La Organización e Historia de la masonería para conocer la estructura y funcionamiento de las logias, las obediencias, los ritos, los oficios, los cargos, etc.,  así como los orígenes e historia de la Orden para comprenderla. Es preciso saber de dónde se viene para saber quién se es.

-  Sus Bases Filosóficas, para conocer las corrientes de pensamiento que forman sus principios, como son el hermetismo, la cábala, la alquimia, los rosacruces, la filosofía clásica, las doctrinas y variantes religiosas, etc.

“Daría todo lo que sé, por la mitad de lo que ignoro”.
                                     René Descartes (1596-1650) Filósofo y matemático francés.


AMBITO MORAL:

Desafortunadamente, al ser humano le cuesta pensar y esforzarse en vivir como él mismo propugna. El acceso a la ingente cantidad de información y conocimientos disponible en la actualidad, se ve compensada con la escasa capacidad para procesarla adecuadamente.

Para que los conocimientos y valores que se van adquiriendo demuestren su efectividad se deben poner en práctica, y el perfeccionamiento moral debe ser consecuencia de dicha aplicación práctica. Conceptos como libertad, igualdad, fraternidad, justicia, caridad, solidaridad y tantos otros que se repiten constantemente, deben definitivamente adquirir nuevos valores para el masón.

“La inteligencia consiste no sólo en el conocimiento, sino también en la destreza de aplicar los conocimientos en la práctica”
                                               Aristóteles (384 AC-322 AC) Filósofo griego.


Según lo dicho hasta ahora, se podría deducir que cualquier especialista en filosofía, teología, simbolismo, etc. que además poseyera ciertas convicciones y valores morales, debería pasar automáticamente a formar parte y considerarse un masón. Debe haber algo más que marque la diferencia entre estas facultades y la masonería, y ese algo es su vertiente espiritual e iniciática.


 AMBITO ESPIRITUAL.

Tradicionalmente se ha relacionado todo lo referente al espíritu con las doctrinas religiosas, con la relación del hombre con Dios, con la salvación del alma, etc.

No es fácil definir un concepto tan amplio y abstracto como la espiritualidad. A grandes rasgos, es una búsqueda del sentido de la vida que se consigue mediante la capacidad de conectar con el yo interior para formar un equilibrio entre cuerpo y mente. Es una toma de consciencia de uno mismo hasta sentir que existe algo más allá de lo tangible y que está dentro de cada uno de nosotros sin excepción.


“Sólo el conocimiento que llega desde dentro es el verdadero conocimiento”.                    Sócrates (470 AC-399 AC) Filósofo griego.


Sin el conocimiento e interiorización apropiado del valor esotérico del simbolismo y del ritual, las ceremonias masónicas están vacías de sentido como cualquier religión exotérica.  No debemos olvidar que la masonería es la principal heredera y transmisora en occidente de las primitivas corrientes esotéricas e iniciáticas, de esas realidades cosmogónicas y metafísicas emanadas de la Tradición Primordial y de las antiguas escuelas de  misterios, es decir, de ese conocimiento oculto que ha acompañado a la humanidad desde los tiempos más remotos, en que algunos han despertado a una llamada interior inspiradora que los ha llevado hacia una vía espiritual en busca del conocimiento de sí mismos y que les ha supuesto un cambio de conciencia gradual e irreversible.
Esta realización espiritual o alteración del estado de percepción es lo que conduce a la “gnosis”, esa antigua vía de conocimiento que tuvo sus inicios en Babilonia y Egipto, que fue desarrollada por los cabalistas judíos y los alquimistas medievales, y que es herencia y responsabilidad de los masones del siglo XXI mantenerlo como el principal signo distintivo de nuestra Orden frente a otras opciones espirituales.


“Lo que quiere el sabio, lo busca en sí mismo; el vulgo, lo busca en los demás”.                           Confucio (551 AC-478 AC) Filósofo chino.

No hay comentarios: