logos

logos

sábado, 14 de noviembre de 2009

LA LOGIA CONCORD 66 INAUGURA EN ES CANAR SU PRIMER TEMPLO MASÓNICO

En la foto, de izquierda a derecha: Féliz Freudiger, Alberto Torcal, José Carretero y Maneul Rull


La asamblea –una de las tres establecidas en la isla– se formó en el año 1992 y actualmente está integrada por dieciséis miembros. Sus responsables insisten en que los masones no son una sociedad secreta, sino discreta.


------------------------------------------------------------


Los dieciséis miembros de la logia masónica Concord 66 de Ibiza ya disponen de un lugar donde celebrar sus reuniones. Se trata de la que fue la primera discoteca de es Canar, según su venerable maestro, Félix Freudiger, reconvertida ahora en un templo para el encuentro y la reflexión. Este lugar fue inaugurado ayer en un acto privado al que asistieron, entre otros, el gran maestro de la Gran Logia de España, José Carretero, el gran maestro provincial de Balears, Alberto Torcal, y su antecesor, Manuel Rull.La logia Concord 66 es una de las tres que existen actualmente en la isla –las otras dos están asentadas en Sant Antoni–. Fue creada en noviembre de 1992, pero sin sede fija, se caracteriza por utilizar el inglés como lengua habitual en sus ritos y actualmente está formada por dieciséis personas de distintas nacionalidades (españoles, ingleses, suizos, alemanes...). En Ibiza hay cincuenta personas que forman parte de las distintas asambleas masónicas. Pese a lo reducido de la cifra, los grandes maestros señalan que «no se puede crecer mucho más», pues el proceso necesario para ser un miembro de la logia «requiere un tiempo». Por ello no hacen propaganda para atraer a personas que puedan estar interesadas; en su opinión, lo más adecuado es que el interés surja al conocer a alguien de actitud «sincera, fiel y responsable» y descubrir que es masón.Para formar parte de esta asociación, el único requisito es ser «un hombre libre y de buenas costumbres», explicó Carretero, quien añadió que por el momento las mujeres no pueden formar parte de estas logias de «masonería regular». Preguntado sobre por qué alguien puede querer formar parte de una logia, el gran maestro destacó cuatro motivos: integrar una asociación que tiene por objetivo mejorar a sus miembros y a la sociedad; participar en la construcción de un ideal; compartir el sentimiento de fraternidad; conocer el misterio que lo rodea.En cuanto a este misterio, los distintos maestros coincidieron en rechazar que se trate de una sociedad rodeada de sombras y secretismo. «Somos discretos, pero no secretos», apostillaron.Entre la actividad de las logias, destacan los actos benéficos y de recaudación de fondos, que realizan de forma abierta al público. «Intentamos ayudar a la gente en cosas puntuales», señaló Freudiger, quien recordó, a modo de ejemplo, que hace un tiempo recogieron dinero para pagar los estudios de peluquería a cuatro vecinas de Santa Eulària.
Fuente: DiariodeIbiza.es

No hay comentarios: